Diversas han sido las reacciones de parlamentarios tras el anuncio que dio este lunes el Presidente Sebastián Piñera y que consiste en el envío de dos proyectos de ley que buscan reformar el actual sistema de salud tanto en el sector privado (isapres), como en el público (Fonasa).

Así, tras la firma de los documentos que incluyen una serie de medidas, el diputado Miguel Crispi (RD), que es miembro de la comisión de Salud de la Cámara, opinó que “estructuralmente esto (el sistema) no va a cambiar mucho, salvo en el tema de los abusos que se producen en fijaciones de los planes base de las alzas de precio y respecto de las discriminaciones de las mujeres, personas mayores y a quienes tienen enfermedades”.

Lo anterior, porque el proyecto pretende implementar un único plan de salud, llamado Plan de Salud Universal, que deberá ser ofrecido con las mismas coberturas por todas las isapres y, además, busca eliminar la declaración de salud y las prexistencias, por lo que las entidades deberán ofrecer su plan a todos los afiliados, lo que generaría mayor movilidad y competencia.

De todas formas, el diputado criticó que “en media hora de anuncios, el tiempo para Fonasa fueron 2 o 3 minutos, esa es la prioridad del Gobierno. En esta audiencia, probablemente la mayoría de los diputados, los senadores y ministros están en isapre y aplaudían fervientemente los anuncios en isapre, pero los problemas están en Fonasa”.

Además, a través de su cuenta de Twitter, Crispi recalcó que “la principal falencia del proyecto” es la creación de un fondo para compensar los riesgos de los cotizantes. “Se van a compartir los riesgos entre los más sanos, y por otro lado (Fonasa) se sigue compartiendo el riesgo entre los más enfermos. Esto es macabro”.

El diputado PS Juan Luis Castro, que también integra la comisión, aseveró: “Me parece importante el paso que se ha dado, pero hay que ver con mucho detalle la llamada letra chica de lo que tiene este plan universal de salud, que a todas luces es un paso adelante, pero donde hay que tener mucho cuidado con lo que es el precio final, con lo que la gente va a cancelar en este nuevo esquema de financiamiento de las isapres”.

“Me parece preocupante que, bajo el título de un plan, interesante, universal único de salud terminemos pagando no un precio, sino que cuatro precios distintos por lo que hoy día es este modelo de financiamiento de las isapres que, claramente, me parece a mí, necesita una reforma”, agregó Castro.

Además, el expresidente del Colegio Médico recalcó su molestia con el copago fijo del 20% que pretende esta reforma y manifestó que “no es buena noticia decirle a la gente que hoy día le cubren el 100% de una consulta, de un examen de laboratorio, que mañana siempre va a tener que pagar el 20%, el copago, el pago de bolsillo, va a ser siempre el 20% en todo lo que yo pida en ese plan”.

Por su parte, el diputado PS Marcelo Díaz, señaló que “esta es una reforma necesaria, indispensable, tanto a la salud pública como privada, ¿cuán profunda es?, bueno, tendremos que ver el detalle de los proyectos de ley, porque claramente aquí no basta con cambios cosméticos”.

“El modelo en sí mismo es difícilmente reformable, lo que tenemos que hacer es construir un sistema de salud distinto, que puede tener componentes públicos y componentes privados, pero reformar para mantener lo mismo no creo que sea el camino”, añadió el diputado socialista.

/psg