Las perspectivas de inflación en el país se han venido ajustando a la baja. Hoy, el mercado espera que 2019 finalice con una variación de entre 2,5% y 2,7%. De concretarse esta previsión, la economía anotará el cuarto año consecutivo con un IPC bajo la meta del Banco Central de 3%.

¿Qué explica esta tendencia? De acuerdo con un informe de EuroAmerica, un factor importante es el comportamiento de la división de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas, ya que sus precios se han mostrado con aumentos bajo lo normal, situación que se mantendría e incluso se acentuaría durante el presente año. Esta división pesa 19,3 puntos porcentuales en la canasta de IPC, siendo la que más incidencia tiene entre las 12 que reúne la medición. Por ello, sus movimientos tienen un valor relevante al evaluar las fluctuaciones de la inflación total.

“En general, esperamos un comportamiento por debajo del promedio 2014-2018”, afirma Felipe Alarcón, economista de EuroAmerica.

En el detalle, Alarcón proyecta que en 2019 los alimentos registren una variación anual de 3,10% frente al 4,16% que tuvieron en el período 2014-2018, y muy por debajo de 2014 cuando subieron 8,6%.

El economista explica que uno de los detonantes que lleva a esperar menores presiones en los precios de estos productos es principalmente el climático. “No vemos problemas de exceso de lluvias o de sequías que hayan afectado la producción, por lo que nuestras perspectivas son de un año donde habrá bastante más oferta de frutas y hortalizas”, sostiene.

Destaca, además, su visión con respecto a las papas, debido a que aportarán “sensiblemente menos inflación que la usual, dado que esperamos más oferta de este producto por una mayor intención de siembra, de acuerdo con un análisis de Odepa”. Este hecho llevaría a que el precio muestre una caída en torno a 20% este año, frente al alza promedio de 10,18% que registró en el período 2014-2018. El informe también resalta que las paltas tendrían una leve caída cercana a 0,3% en 2019, lo que se distancia del alza de 12,42% promedio de 2014-2018.

El limón en tanto, si bien vería subir sus precios poco más de 21%, mostraría una contención, al ser la mitad del alza anotada como promedio en los últimos cinco años.

/psg