“Es total y absolutamente falso y no quiero caer, ni pisar el palito, de entrar en dimes y diretes”. Así se refirió el ministro de Interior, Andrés Chadwick, a la situación que involucra a uno de sus parientes en el nuevo “Desastre de Rancagua”.

La semana pasada se hizo pública la denuncia que hizo el fiscal a cargo de la investigación contra los ministros de la Corte de Apelaciones de Rancagua por presuntas irregularidades en la tramitación de sus causas, Sergio Moya, contra su superior jerárquico, el regional Emiliano Arias.

En dicha oportunidad se supo que este último estaba en la mira por cuatro supuestos hechos: haber obstruido la investigación en el caso contra los magistrados de la zona; tener un trato preferente con un abogado; haber filtrado información a un particular en Puerto Montt; y haber favorecido al condenado síndico y sobrino del secretario de Estado, Herman Chadwick en el caso Caval con un procedimiento abreviado donde se ofreció una pena -818 días por ventajas indebidas, 61 por declaraciones falsas y otros 61 días por omisión de declaraciones, al igual que por declaraciones incompletas- que estaba por debajo de lo legalmente permitido respecto a los delitos imputados.

En dicha oportunidad, el tribunal respectivo rechazó la salida judicial, aludiendo a que el acuerdo era “improcedente”. Finalmente el síndico fue sentenciado a tres años y un día, bajo libertad vigilada, por el delito de ventajas indebidas; 100 días y una multa de $150 millones por declaraciones maliciosamente incompletas o falsas; y otros 100 días y multa de $40 millones por omisión maliciosa de declaración.

Ante las denuncias, el ministro Chadwick aseguró que la situación por la que atraviesa el Ministerio Público “es lamentable” y “que debe ser resuelta institucionalmente”.

Y sobre algún tipo de “ayuda” hacia su sobrino, zanjó: “Es total y absolutamente falso y no quiero caer, ni pisar el palito, de entrar en dimes y diretes. Es total y absolutamente falso (…) no he tenido ninguna participación ni intervención en esos hechos, por lo tanto que se investiguen y no se utilicen políticamente porque creo que no corresponden”.

El secretario de Estado también se refirió a algunas modificaciones al sistema penal, considerando además que ayer se informó desde el Ejecutivo que se evalúa la posibilidad de reformar el sistema de nombramiento de jueces y fiscales.

“Hace un tiempo que el Ministerio de Justicia ha estado trabajando en un tema más global que es poder revisar la institucionalidad de nuestro sistema judicial y de investigación. Han pasado más de diez años de funcionamiento del Ministerio Público para ver qué modificaciones institucionales podrían hacer y otorgar un mejor funcionamiento para objetos de la investigación o persecución penal”, explicó.

En cuanto a las opciones estudiadas, añadió, se encuentra un mayor control y fiscalización, además de medidas que digan relación con los nombramientos e investigaciones.

/psg