Juan Guaidó (Reuters/ Carlos Jasso)

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de cincuenta países, dijo que cuenta con la promesa de empresas de servicio energético de Alemania, los EEUU, Japón y Colombia para resolver la crisis eléctrica en un eventual Gobierno de transición.

“Sí, ya tenemos soluciones; sí, ya tenemos una promesa, no solamente de esos tres países, Estados Unidos, Alemania e incluso Japón, para poder atender la crisis inmediatamente. También de Colombia”, dijo Guaidó en rueda de prensa al ser preguntado sobre posibles soluciones ante la crisis eléctrica.

El líder opositor explicó que ha tenido contactos con empresas de estos países, que antes proveían recursos a Venezuela en materia eléctrica y que dejaron de hacerlo porque el régimen de Nicolás Maduro dejó de pagarles.

“Las empresas que representan a los diferentes países, no solamente a Alemania, también a Japón, que tienen que ver con parte de los proveedores del sistema eléctrico nacional, dejaron de proveer por una sencilla razón: no les pagaron más”, dijo Guaidó, que también agregó que las compañías no confían en el régimen de Maduro.

Señaló, en ese sentido, que no hay confianza en Maduro porque “robó, porque viola derechos humanos, porque viola la Constitución” y porque su Gobierno no ofrece garantías, “a diferencia” de una nueva administración.

Líneas eléctricas en Maracaibo (Meridith Kohut para The New York Times)
Líneas eléctricas en Maracaibo (Meridith Kohut para The New York Times)

El parlamentario apuntó también que están avanzados “muchos acuerdos” de cara a la transición política en Venezuela y que cuenta con la promesa de los Estados Unidos, del Banco Interamericano de Desarrollo y del Fondo Monetario Internacional para ayudarlo a atender la aguda crisis económica.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras probadas del planeta, atraviesa una severa crisis económica traducida en hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas y fallos en los servicios públicos.

El pasado marzo, en el país petrolero se registró una secuencia de apagones masivos que paralizó por completo las actividades y que ocurrió, según el Gobierno, por supuestos “sabotajes” de la oposición y de los Estados Unidos contra el sistema eléctrico.

Sin embargo, expertos aseguran que los fallos eléctricos ocurrieron por la falta de mantenimiento en las plantas eléctricas y por la desinversión en el sistema, una versión que apoya la oposición, que además afirma que lo sucedido es producto de la corrupción en la estatal empresa Corporación Eléctrica.

Tras los fallos de marzo en la nación caribeña, el Gobierno aplica un racionamiento eléctrico de 18 horas por semana en 20 de los 23 estados del país, en los que no está incluida Caracas.

/psg