Diversos parlamentarios opositores pidieron la salida del ministro del Interior, Andrés Chadwick tras conocerse en las últimas horas mensajes entre él y el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, incluidos en la investigación contra el fiscal Emiliano Arias.

En los mensajes, Chadwick solicitaba al jefe comunal que respaldase públicamente al persecutor de O’Higgins tras un sumario abierto en su contra por el Fiscal Nacional, Jorge Abbott.

Esta situación, a juicio de la oposición, se suma a varios cuestionamientos que arrastra el titular de Interior, como su rol en el marco de la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca, por lo que lo mejor sería que abandonara su cargo en el gobierno.

A juicio de la jefa de bancada del PPD, Andrea Parra, “esto es un golpe a la figura del ministro Chadwick, su cuenta corriente ya está sobregirada hace rato y esperamos que exista claridad sobre las investigaciones que se lleven adelante en torno a este tema”.

“Nos parece que es absolutamente legítimo pensar hoy día que la figura del ministro Chadwick está profundamente dañada y que sería mejor para el país que él diera un paso al costado”, indicó.

El diputado Hugo Gutiérrez (PC), aseguró, en tanto, que “lo que eventualmente realizó el actual ministro del interior, en cuanto a tener que hacer algún tipo de Lobby ante el fiscal Arias para evitar algun tipo de investigación o eventual juzgamiento del acalde de Rancagua, señor Soto, también eventualmente cabne denbtro de la figura ilícita del tráfico de influencias”.

Agregó que “espero que en su oportunidad Chadwick dé respuesta no solo a la prensa, sino también en la investigación que se está realizando por parte del Ministerio Público en relación a Arias”

Sun compañero de partido, Boris Barrera, fue más duro, señalando que “creemos que (Chadwick) no cumple con el estándar ético para llevar a cabo su cargo, más hoy como vicepresidente. Creemos que no da garantías. Creemos que debiera renunciar, éticamente no debiera estar ahí (como ministro)”.

Para Claudia Mix (Comunes), en lo revelado sobre el titular de Interior “hay un problema ético profundo. Tratar de obstruir la justicia a través de su influencia política. El ministro Chadwick debió renunciar hace rato. Tenemos el caso Catrillanca, donde vimos una mentira tras otra”.

Mientras que desde el Senado, el líder del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, declaró que “esperamos que todos estos hechos sean esclarecidos, en el marco de la investigación que lleva adelante el Ministerio Público. Desde el punto de vista político es evidente que el primo del presidente se ha transformado en un dolor de cabeza para el gobierno. Este no es el primer episodio en que el ministro Chadwick genera un problema serio de imagen para que gobierno de Sebastián Piñera”.

/psg