Hasta la sesión extraordinaria que realizó la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados llegaron este jueves los ministros de Relaciones Exteriores (s) y de Justicia – Carolina Valdivia y Hernán Larraín- para aclarar las dudas de los parlamentarios respecto a la carta suscrita por Chile, Argentina, Brasil, Paraguay y Colombia en la que los países manifestaron sus “inquietudes” al actual sistema de protección de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En la instancia, Larraín explicó que con esta misiva esperan que se clarifique “dónde empieza el sistema interamericano de DD.HH. o dónde terminan las instancias internas”, refiriéndose al principio de subsidiariedad que establece la comisión. Respecto a cómo fue dado a conocer el tema -que provocó rechazó en los sectores de oposición- el secretario de Estado reconoció que “probablemente pudimos haber hecho mejor las cosas (…) si hubiésemos tenido un mejor manejo y control que no tuvimos”.

En este sentido, el secretario de Estado aseguró que la acción llevada adelante por Chile y los otros cuatro países ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos busca “respetar los fueros del Congreso” ya que es es este poder del Estado el que debe “resolver temas que son sensibles y discutibles”.

“Nosotros no queremos que se pasen a llevar nuestros procesos democráticos internos, pero tampoco queremos que a propósito de eso se abusen de los derechos humanos que garantiza nuestro país, como las convenciones y declaraciones de DD.HH que hemos suscrito. Queremos ver qué le corresponde a cada cuál y no entrar en formas de paternalismo ni aproximaciones autoritarias”, expresó el ministro.

Mientras se desarrollaba la sesión, la Cámara de Diputados aprobó en paralelo el proyecto de acuerdo presentado por el Partido Socialista que pedía al Presidente Piñera reconsiderar el contenido de la carta suscrita por Chile.

Durante su intervención, el secretario de Estado se refirió a esta iniciativa que calificó como “contraria” a las acciones que estaría llevando el gobierno ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “En circunstancias de que lo que estamos haciendo es respetar los fueros de este Congreso. Nosotros creemos que es el Congreso el que debe resolver estos temas, el Poder Legislativo, si debe haber o no soluciones de este tipo o de otro tipo en un tema o en otro”, comentó.

Antes de que terminara la sesión, Larraín reconoció que “probablemente pudimos haber hecho mejor las cosas (…) si hubiésemos tenido un mejor manejo y control que no tuvimos”, apuntando a cómo fue dado a conocer el tema a los legisladores y la ciudadanía.

“Nosotros mismos nos dimos por sorprendidos cuando conocimos por la prensa esta información, cómo se manejo la entrega de este antecedente ante la Comisión, cuándo, cómo y dónde”, explicó el secretario de Estado.

/psg