El presidente Sebastián Piñera retornó al país tras su gira por Asia, la cual fue blanco de
polémica por la inclusión de dos de sus hijos.

Por ello, en su primera intervención en territorio nacional, el mandatario dijo estar orgulloso de su familia y explicó que “al igual que lo han hecho todos los presidentes, desde que recuperamos la democracia, invité a dos de mis hijos a acompañarnos”.

En esa línea, aseguró que “el financiamiento total del viaje corre por cuenta privada y no significó un gasto alguno para el Estado”.

Junto con ello, detalló que no participaron de alguna reunión oficial en China y Corea del Sur, sino que sólo fueron oyentes en un encuentro.

“Participaron de una reunión informativa, en la que como Presidente de Chile expuse la realidad y potencial como país. Algunas empresas chinas se presentaron dando cuenta de su realidad e intereses”, precisó.

Pese a que aseguró que no se cometieron irregularidades, informó que pidió Cancillería elaborar un protocolo que regule la materia, estableciendo “la forma en que deben integrarse las delegaciones que acompañan al Presidente en sus giras internacionales”.

Tras afirmar que espera que esté hecho a la brevedad, aseguró que “me voy a someter a lo que ese protocolo establece”.

/psg