Si había expectativas de que habría una propuesta concreta sobre la reforma de pensiones en la Comisión de Trabajo, éstas se desinflaron. Más bien los senadores de todos los sectores hicieron gala de un discurso fraterno dispuestos a limar tensiones y tratar de llegar a acuerdo en pos de un nuevo articulado.

Tanto los parlamentarios de la UDI, RN y oposición reconocieron que el proyecto acordado en la Cámara que aumentaba la cotización en 6% y destinaba mitad a cuentas individuales y mitad a ahorro colectivo, a estas alturas es insuficiente.

Y por lo tanto, declararon que reforzarán las conversaciones durante enero para tratar de concordar algunos temas y votar en general la iniciativa que hace 10 meses yace en esta Comisión.

“Me gusta el proyecto de la Cámara pero entiendo que no tiene los votos, y por ello creo adecuado buscar acercar posiciones en vez de forzar una situación” partió declarando la senadora Jacqueline Van Rysselberghe (UDI). Misma opinión entregó el senador de RN, Rodrigo Galilea: “tenemos que poner todo el empeño dado que existe apertura. Espero que en enero seamos capaces de formalizar algo, al menos votar para abrir período de presentación de indicaciones ojalá lo más consensuada posible”.

Brevemente opinó la ministra del Trabajo María José Zaldívar: “Es importante poder avanzar. Para nosotros como Ejecutivo es una buena señal esta posibilidad de poder confluir reforzando un sistema previsional de carácter mixto”.

El presidente de la instancia, senador Juan Pablo Letelier (PS) valoró estas palabras y concretó: “Se genera una inflexión, hay voluntad. Concordamos en que el proyecto de la Cámara cumplió un momento, pero hoy es insuficiente. Quiero proponer que definamos un itinerario para votar en general el proyecto en enero”.

Se terminó la sesión. Los integrantes de Trabajo se reunirán para fijar cronograma de conversaciones y los miércoles seguirán con sesiones formales.

/psg