El mercado laboral de Estados Unidos está en su mejor momento. Así se desprende de las cifras reveladas por el Departamento del Trabajo, el cual reveló que la mayor economía del mundo creó nada más y nada menos que 263.000 nuevos puestos de trabajo en abril, muy superior a 189.000 (revisados desde 196 mil) del mes de marzo.

El dato pulveriza todas las proyecciones de los analistas que esperaban que la economía generara entre 180 mil y 190 mil nuevas plazas laborales.

La tasa de desempleo se ubicó en 3,6%, lo que implica una caída de dos décimas en relación a marzo y su nivel más bajo en 49 años. Los expertos consultados por Bloomberg esperaban un 3,8%. Esta baja se explica principalmente por la contracción de la fuerza laboral, dado que muchas personas dejaron de buscar trabajo.

Con todo, los datos oficiales mostraron también que el aumento del salario promedio se mantuvo estable en abril, en un nivel consistente con una inflación moderada, consignó Reuters.

/psg