Un equipo científico liderado por Caitlin Griffith, especialista de la Universidad de Arizona, ha descubierto un enorme cinturón de hielo que rodea casi media circunferenca de Titán, el mayor satélite de Saturno, según el estudio publicado en la revista Nature.

Los científicos analizaron un gran número de imágenes espectrales de la capa superior de la superficie de Titán captadas por la sonda de la NASA Cassini, que usó un espectómetro de infrarrojo para observar la superficie cubierta por una atmósfera opaca de densas capas de niebla. Tras analizar las fotos, el equipo encontró un “corredor de hielo” que cubre unos 6.300 kilómetros, equivalente al 40 por ciento de la circunferencia del satélite.

“Este corredor del hielo es desconcertante, porque no se correlaciona con ninguna característica superficial ni con las mediciones del subsuelo”, comentó la autora del estudio a portal New Scientist. Según los especialistas, lo más interesante es que este corredor de hielo realmente existe, pese a que se cree que la mayor parte de la superficie del satélite está cubierta de sedimentos orgánicos que caen por la ruptura de las moléculas de metano en la atmósfera.

“Es posible que estemos viendo algo que sea un vestigio de una época en la que Titán era bastante diferente”, subrayó Griffith. “Detectamos esta característica en laderas pronunciadas, pero no en todas las laderas. Esto sugiere que el corredor de hielo actualmente se está erosionando, revelando la presencia de hielo y estratos orgánicos”, añadió la especialista.

/psg