El impacto económico de la crisis política en Venezuela también tiene su repercusión en la Comunitat Valenciana. A día de hoy, 350 empresas de la Comunitat mantienen relaciones comerciales con la denominada República Bolivariana y en 2018 vendieron en ese país 27,6 millones de euros, según las estadísticas de comercio exterior del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Esta cantidad es una sombra de los que fue, ya no sólo desde el principio de la actual crisis, sino comparada con el inicio del gobierno de Hugo Chávez, en el poder entre 1998 y 2012, fundando el movimiento político que se mantiene actualmente en el poder. Cuando subió al poder Nicolás Maduro en 2013 el número de compañías valencianas que mantuvieron relaciones comerciales fue de 521, un 48% más que actualmente, que portaban a aquel país bienes por un montante de 63,56 millones de euros, un 13% más de lo que el país consume hoy de productos valencianos.

La exportación de productos semielaborados, como componentes y recambios de maquinaria, son la parte principal de la exportación valenciana, con 82 empresas que venden allí por un montante de 3,9 millones de euros. A distancia le siguen los bienes de equipo, como la maquinaria agraria e industrial, que da negocio allí a 40 empresas valencianas, pero que mueven poco más de un millón de euros.

/gap