El hombre subió a una barandilla, pero perdió el equilibrio y cayó a un acantilado en el volcán Kilauea, en Hawaii. Después de una búsqueda por parte del equipo de rescate del lugar, el sujeto fue hallado con vida, unos 21 metros abajo.

De acuerdo con el portal USA Today, el incidente ocurrió el pasado miércoles cuando el hombre- que algunos medios identificaron como un soldado que estaba realizando un entrenamiento en la isla- trataba de acercarse al borde del acantilado, en el mirador conocido como Steaming Bluff.

El Servicio de Parques Nacionales informó que fue otro visitante el que llamó a los equipos de emergencia.

El personal de búsqueda y rescate empleó dos horas para encontrar al hombre “vivo, pero seriamente herido, en una cornisa estrecha a 21 metros del borde del acantilado”.

“El hombre fue sacado de la cornisa y trasladado en avión a un hospital en la isla”, según indicó en un comunicado el Servicio Nacional de Parques.

Matthias Kusch, el jefe del cuerpo de bomberos del condado de Hawaii, comentó que el sujeto está muy bien para la caída que tuvo, pero “sólo el tiempo dirá qué heridas tuvo”.

La última vez que se registró una caída mortal en el volcán Kilauea fue en octubre de 2017 y en ese entonces las autoridades del lugar hicieron un llamado a la gente para que no saltara las barandillas cerca de los acantilados.

“Los visitantes nunca deberían cruzar las barreras de seguridad, especialmente cerca de los bordes peligrosos y sin estabilidad. Cruzar las barreras de protección y entrar en áreas cerradas puede resultar en heridas graves y la muerte”, explicó en un comunicado John Broward, jefe de los guardabosques.

De acuerdo con USA Today, la reciente caída se registró cerca de un año después de la erupción del volcán Kilauea que fue una de las más destructivas en décadas.

Información publicada a principios de mayo de 2018 indicaba que la erupción del volcán había dañado 21 casas y los chorros de lava se elevaban más de 61 metros (200 pies) en el aire.

Más de 1.700 fueron evacuadas pues estaban en riesgo de ser afectadas por la roca fundida, los gases tóxicos y el vapor generados por la erupción.

(AP)

(AP)

En ese momento, los científicos consideraban que el Kilauea podía aumentar las expulsiones de lava, pero no tenían claras las zonas donde eso ocurriría.

A finales de mayo de 2018 la lava del volcán Kilauea llegó hasta el Oceáno Pacífico y creó una nube tóxica sobre Hawaii.