Dificiles momentos está pasando la iglesia Católica, ya que a las innumerables denuncias por abusos sexuales, se suman nuevas investigaciones, esta vez los Padres Barnabitas se encuentran en el ojo del huracán :”Hemos recibido dos denuncias por el delito de abuso sexual, los que habrían sido cometidos por dos religiosos ya fallecidos de nuestra congregación, ambos se desempeñaban en el Colegio El Salvador. Se trata de los sacerdotes Zaccaria Penati Brioschi y Cristóforo Colombo Serafín”, se informó a través de un comunicado.

Durante su historia el colegio El Salvador ha marcado importantes hitos en la ciudad, la región y el país, han forjado la historia de una institución ampliamente respetada por los habitantes de la ciudad de San Vicente de Tagua Tagua, por lo que esta noticia ha azotado a la comunidad educativa y a sus ex alumnos. Por esta razón es que los Barnabitas emitieron un comunicado en el que informan lo siguiente:

El año 2017 recibimos una primera acusación en contra del sacerdote Cristóforo Colombo, ésta fue tramitada por un investigador canónico externo y conforme a los antecedentes que se conocieron en esa oportunidad fue declarada inverosímil.  El pasado 13 de marzo fuimos informados de otra denuncia, esta vez sobre hechos ocurridos en la década de los setenta, en los que aparece mencionado nuevamente el sacerdote Cristóforo Colombo Serafín y se indica también el nombre del sacerdote Zaccaria Penati Brioschi.
En consideración a esta segunda noticia hemos resuelto hacer pública esta denuncia y encargar una exhaustiva investigación a una religiosa de la Congregación Esclavas del Corazón de Jesús.
Solicitamos a quienes tengan antecedentes que aportar en relación a este u otro caso, puedan hacerlos llegar al correo electrónico: barnabitasrecepdenuncias@gmail.com
Expresamos que en comunión con toda la Iglesia, también nosotros trabajamos con esperanza por contribuir a la justicia y ofrecer espacios pastorales libres de cualquier forma de vulneración a los derechos de las personas.

/carolina braun