Hay debate. ¿Un Ajax-Tottenham condicionado por el Ramadán? Del 5 de mayo al 4 de junio los musulmanes están celebrando el mes en el que, por su fe y por sus creencias, realizan el ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol. Esa práctica religiosa también incluye a los deportistas profesionales, aunque algunos lo interrumpen aludiendo a circunstancias excepcionales. No es el caso de Noussair Mazraoui, futbolista marroquí de 21 años del Ajax de Ámsterdam, que este lunes ya ha dejado claro que el miércoles no consumirá ni líquidos ni sólidos antes de que se ponga el sol. Y eso ocurrirá 17 minutos después de que arranque el trascendental Ajax-Tottenham. Así ha explicado Mazraoui su decisión: “Voy a ayunar. Estoy acostumbrado. Jugaremos el miércoles a las nueve de la noche. A partir de las nueve y cuarto, puedo ir a la banda a beber si lo necesito. Eso siempre que juegue”.

Mazraoui va más allá y asegura que el Ramadán no le afecta a la hora de hacer deporte: “¿Puede un atleta de primera categoría comer si tiene que hacer un gran esfuerzo? Hay distintas opiniones, pero esta es mi elección. Me siento con mucha energía durante el Ramadán. Yo no noto nada con el fútbol”.

La teoría de Mazraou no es compartida por Raymond Verheijen, fisioterapeuta del Ajax. El empleado del club fue rotundo en De Telegraaf, asegurando que el riesgo de lesión también aumenta: “Jugar sin comer no es posible. Imagina que acabamos 0-1 después de 90 minutos y luego tienen que jugar una prórroga también. Espero que los propios jugadores piensen que eso es imposible. Los músculos se contraen en exceso”.

/gap