En los últimos días, han circulado muchas informaciones en el tema previsional, algunas falsas y ello llama a confusión por parte de los afiliados. Cabe señalar que las AFPs, cada una de ellas, tienen habilitado un simulador de pensión, que cualquier afiliado puede acceder a ello. Sin embargo, eso no significa que sea algo certero, real y definitivo.

En lo personal, siempre he tenido reparos en esas simulaciones o llamadas “estimaciones” de pensión, porque ninguna persona, ninguna entidad puede asegurar que sucederá en un tiempo más y menos en el futuro de cada afiliado y próximo pensionado, ya que aún no se ha inventado una máquina del tiempo y eso sólo es fantasía que podemos ver en las películas y no en la realidad.

Lo que se ocurre es que se pueden hacer proyecciones, pensando en sólo “algunas variables a considerar”, pero siempre sujetos a fluctuaciones propias de las inversiones como cualquier negocio, y en general, esos parámetros no consideraban imponderables y menos reajustabilidad a la realidad de los fondos de pensiones.

Cuando le llega una carta donde le indican que al cumplir los 65 años, si usted posterga su decisión de pensionarse hasta los 67 años, su pensión aumentará considerablemente, no toman en cuenta algunos cambios que pudieran ocurrirle, como es una cesantía, el hecho de no cotizar, que su grupo familiar ya no es el mismo, que puede estar enfermo y está tramitando una pensión de invalidez, por lo mismo su situación ha cambiado, que la rentabilidad de la AFP ha sido negativa, etc etc.

Los cálculos se hacen cada tres años, y ello produce una distorsión de porcentajes reales para cada multifondo, por lo mismo, esas simulaciones no se ajustan a la realidad, y a los impactos que se produce en las inversiones y siempre está influido por los mercados nacional e internacional. Este cambio de parámetros, la Superintendencia de Pensiones señala que “no significa que bajarán las pensiones”.

Los valores reales de pensión, sólo se obtendrán al momento de pensionarse y en general, los cálculos estimativos en esos simuladores, distan bastante de la pensión que se suponía se recibiría, porque depende de varios factores, como son los ahorros previsionales, el multifondo, los beneficiarios legales, el estado civil del momento, el valor cuota y también las inversiones a nivel global, por lo mismo, nunca ha sido un cálculo exacto y definitivo.

Por lo tanto, esa simulación o estimación de pensión,sólo es un estudio y jamás una certeza, porque el futuro siempre es incierto y es algo que el hombre, por mucho que avance la ciencia, sólo es un estudio  no es capaz de predecir taxativamente, como tampoco se puede predecir los terremotos, ni menos la muerte, de lo contrario hoy tendríamos la seguridad de saber que ocurrirá en el futuro con las pensiones y con nuestra propia vida.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com