La confirmación del bajo Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) del primer trimestre de 2019, en donde se alcanzó un crecimiento de apenas 1,8%, el más bajo desde el periodo abril-mayo-junio de 2017, produjo que algunas entidades financieras redujeran sus proyecciones con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) que alcanzará Chile durante este año.

Es así como desde Credicorp Capital, quienes habían proyectado un PIB de 3,3% para este año, informaron a través de un comunicado que “estamos rebajando nuestra estimación para el crecimiento del PIB en 2019 a 3,0% luego de una actividad menor a la esperada en el primer trimestre de 2019”.

Entre los motivos a los que apuntaron para tomar esta decisión, se encuentran “una producción minera menor a la esperada en el primer trimestre de 2019; un menos favorable escenario externo que está entre los riesgos que no se han disipado; un menor dinamismo de los sectores no mineros, que no han enfrentado una gran base de comparación; la caída de la confianza de los consumidores; y la lentitud del Gobierno para poder sacar adelante sus reformas emblemáticas en el Congreso, especialmente la tributaria”.

Desde el Banco Santander coincidieron con las estimaciones entregadas por Credicorp, pues también esperan un PIB de 3,0%, esto después de que el Imacec de marzo confirmara el “lento inicio del año”, según comentaron.

Itaú fue otro banco que mostró reparos con respecto al crecimiento que reportará el país a final de año, apuntando a que la moderación reciente de la confianza empresarial y de los consumidores en medio de los riesgos externos elevados “plantea un creciente riesgo para nuestro escenario de crecimiento de 3,2% para este año”, comentaron.

Con un poco más de cautela se mostraron en Scotiabank Economics, pues aunque reconocen que las expectativas sufrirán una corrección a la baja, mantuvieron su estimación de 3,2% para el PIB de este año. Aunque de todas formas aseguraron que “el comienzo bajo no cambia el perfil de crecimiento que irá de menos a más junto con una inyección relevante de inversión en todos los sectores”.

Por su parte, Banchile Inversiones espera una aceleración económica para el segundo semestre, por lo que proyectan un crecimiento de 3,2% para el país.

Cabe destacar que en su última revisión, el ministerio de Hacienda corrigió su proyección de crecimiento para este año, pasando de 3,8% a un 3,5%.

/psg