Normalmente, después de vivir una relación sexual con tu pareja, comienzan los acercamientos, las conversaciones y todo ese cúmulo de experiencias que alimentan esa vida de dos. Sin embargo, verdaderamente existen situaciones o expresiones que no deben ser mencionadas durante este preciso espacio, pues fomentarán todo lo contrario a lo que se espera.

Evita comentarios incómodos
Algunos comentarios podrían dañar el momento

Para la especialista Karen Villaseñor, “hay ciertas reglas que es mejor seguir” cuando de intimidad se trata, o “de plano te llevarás la peor experiencia de tu vida”. Y enumera una serie de elementos que no deberían asomarse luego de haber mantenido relaciones.

1.- Preguntar si le gustó…

Villaseñor ratifica que esta pregunta “deberían eliminarla por completo de su vocabulario”, y especialmente los hombres, pues son quienes más acuden a esto. Asegura la experta que no existe “nada más incómodo que pedir retroalimentación después de tener relaciones sexuales”. Desde su perspectiva, nadie posee en ese momento ganas de rendir explicaciones.

2.- Comentar sobre el cuerpo de él o ella

“Después de todo el trabajo que te costó dejarte llevar, a él o ella se le ocurre sugerirte que vuelvas a tus ejercicios, porque lo sintió” al tocarte. En torno a este punto, afirmó que nadie debería juzgar al otro, “hacer comentarios inapropiados” y menos en un momento tan vulnerable.

3.- Recordar temas pendientes

La especialista reafirma que estos momentos son los menos ideales para recordar algún asunto pendiente, bien sea familiar, de pareja o cotidiano. “¿Por qué arruinar un momento de placer? Es decir, apenas la oxitocina termina de hacer de las suyas y provocarnos felicidad, cuando sacan al tema a la suegra, tu mamá, el pesado de tu hermano”, refiere con humor.

4.- Comparar

Villaseñor expresa que esto es uno de los elementos más negativo cuando de charlas postsexo se trata. “Pueden decir que las mujeres tenemos tendencia psicópata, por ser un tanto controladoras y manipuladoras, pero, ¿creen que está bien hablar de las experiencias sexuales del pasado?”, dice.

5.- El futuro

Para la especialista, “el romanticismo nos ha enseñado que está bien planear una vida después del sexo”. Sin embargo, esto se encuentra lejos de la realidad, señala, porque “resulta incómodo tocar un tema tan comprometedor después de haber tenido un orgasmo”. Esto, ratifica, impone “presión en los próximos encuentros”.

/psg