Tristeza, abatimiento y una investigación “con la mayor celeridad posible”, pero con el tiempo suficiente “para alcanzar la máxima rigurosidad”.

Ese fue el mensaje que la Compañía de Jesús transmitió a través de un comunicado público luego de que el lunes 29 de abril la teóloga Marcela Aranda expuso en Mega el calibre de su denuncia por abusos contra el sacerdote jesuita Renato Poblete. Humillaciones, golpes, abortos forzados y violaciones grupales son parte del relato de la teóloga que demolió la imagen pública del ex capellán del Hogar de Cristo fallecido en 2010.

¿Cuál es el plazo que bajara la Compañía de Jesús para arribar a conclusiones respecto al caso Poblete? A tres meses de haber iniciado las indagatorias, el abogado penalista Waldo Bown -según aseguran en la Compañía de Jesús- entregará los resultados de sus indagatorias dentro de 45 días.

La investigación interna encargada por la congregación respecto a Poblete está aun en la fase de recolección de testimonios. Hasta ahora, Marcela Aranda es la única víctima que ha accedido a dar a conocer su identidad y testimonio. Pero no es el único caso. Ya suman más de 10 las víctimas que se han acercado a contar episodios de abuso de Poblete. Se trata de hechos ocurridos incluso desde la década del ´60.

Investigación judicial

En el entorno de Marcela Aranda aseguran que la decisión de denunciar ante el ministerio Público los vejámenes que la teóloga detalló se tomará una vez que finalice la investigación interna encargada por los jesuitas.

Una vez que el provincial de la Compañía de Jesús, Cristián del Campo, tenga en sus manos la investigación al sacerdote, la congregación determinará el camino judicial a seguir.

Sin embargo, quienes conocen el proceso, sostienen que gran parte de la decisión dependerá de las denunciantes que hasta ahora son reacias a replicar las denuncias ante el Ministerio Público.

En paralelo a la investigación que Waldo Bown realiza respecto de Poblete, la Compañía contrató a la abogada María de los Ángeles Solar para conducir la labor del Centro de Prevención de Abusos y Reparación de la Compañía de Jesús junto a los sacerdotes jesuitas Francisco Jiménez, Larry Yévenes y a una sicóloga que está próxima a incorporarse.

“La oficina está destinada a recibir las denuncias, gestionar esos procesos en curso y dar mayores garantías de imparcialidad y profesionalización en materias de prevención y reparación”, detalla la compañía de Jesús en su web respecto a la labora del Centro de Prevención de Abusos.

El Centro de Prevención de Abusos de la Compañía de Jesús era una de las propuestas contenidas en el informe que en enero el provincial jesuita recibió de parte de la Comisión de Prevención de Abusos. Dicha instancia fue convocada en 2018 por el provincial Cristián del Campo y la encabezó la socióloga Elizabeth Lira y la integraron otros seis profesionales, entre ellos el ex senador Patricio Walker.

“La Compañía de Jesús ha reaccionado proponiéndose prevenir toda práctica de abuso en sus comunidades, pero no se puede evitar que quede la impresión de que a ese proceder no le dio, en su momento, la importancia y la gravedad que las situaciones tenían. Al parecer, en algunos casos prevalecieron visiones culturales hoy inaceptables que han permanecido en algunos sectores de la Iglesia Católica y en la sociedad chilena”, sostiene el informe entregado por la comisión al provincial.

/psg