Uno de los vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador advirtió este lunes que podría tardar “varios días” el conteo de votos necesario para determinar quien será el candidato presidencial que dispute la segunda vuelta con Andrés Arauz.

“El tema todavía llevará varios días, dependiendo de los recursos que presenten las organizaciones políticas, las cuales tienen todo el derecho”, explicó José Cabrera, en una rueda de prensa.

A la tarde del lunes, y con el 98,04 por ciento de los votos, la diferencia entre Yaku Pérez y Guillermo Lasso es menor a 0,3 puntos porcentuales. El primero cuenta con el 19,86 por ciento del apoyo de los votantes, mientras que el del segundo asciende a 19,60. El aliado del ex presidente Rafael Correa, en tanto, obtuvo el 32,14 por ciento de los votos.

Cabrera indicó que las actas restantes “corresponden a recintos de difícil acceso y llegarán a la delegación provincial por vía fluvial o aérea”. “Una vez que estén ya estas actas en las delegaciones provinciales se podrá terminar ese conteo de actas”, agregó.

Una vez termine el escrutinio oficial los candidatos podrán interponer recursos legales si no están conformes con él. Y el funcionario indicó que sólo una vez que estos potenciales procesos sean resueltos por el Tribunal Contencioso Electoral el CNE “dará los resultados definitivos”.

Es probable que Pérez o Lasso hagan uso de sus facultades legales una vez se anuncien las cifras, considerando que ambos han asegurado que obtuvieron el pase a la segunda vuelta.

Andrés Arauz obtuvo la mayor cantidad de votos en la primera vuelta electoral de Ecuador el domingo. Foto: REUTERS/Santiago ArcosAndrés Arauz obtuvo la mayor cantidad de votos en la primera vuelta electoral de Ecuador el domingo. Foto: REUTERS/Santiago Arcos

El candidato indígena, de hecho, cuestionó al CNE denunció que hackers intentaron alterar los resultados. “El movimiento Pachakutik acaba de convocar una manifestación para estar vigilantes. Ganamos en las calles, no pueden robarnos a través de hackers”, dijo.

También indicó que su movimiento tiene un plan de vigilancia para estar atentos a los resultados y le pidió a la autoridad electoral dejen a su movimiento tomar las actas originales y no los borradores para verificar la cantidad de votos que sacaron.

“Somos la segunda fuerza política y después de la segunda vuelta, vamos a constituirnos en la primera fuerza política de Ecuador, y somos el movimiento de la ecología, el movimiento de la defensa del agua”, agregó.

Lasso, por su parte, se pronunció en la misma línea, aunque sin la acusación de hackeo. “Cuando veamos el 100% de las actas se reconfirmará que estaremos en segunda vuelta. Es el momento de encarar el futuro, un futuro de oportunidades, de prosperidad, y no permitir que los representantes de los más grandes corruptos que ha tenido el Ecuador pretendan regresar por más. La gente honesta está dispuesta a luchar para defender nuestro espacio”, manifestó el aspirante el domingo por la noche, mientras sus seguidores lo vitoreaban al grito de “Lasso presidente” y “Segunda vuelta”.

“Mi felicitación al pueblo ecuatoriano, que por más del 65%, equivalente a las dos terceras partes de los ecuatorianos, le han dicho no al modelo totalitario y populista que pretende volver a gobernar el Ecuador con recetas y medidas que han fallado en todos los países del mundo donde las han aplicado”, señaló Lasso.

Y agregó: “Aquí cerca, en Venezuela, tenemos un ejemplo. Por eso felicito al pueblo, la gran mayoría quiere un cambio”. En el balotaje de 2017, Lenín Moreno -ex vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013, y actual jefe de Estado- ganó con apenas dos puntos porcentuales sobre Lasso, quien aspira por tercera vez el cargo, luego de presentarse en 2013 y 2017.

/gap