Walter Montillo fue presentado en Universidad de Chile como gran refuerzo de cara a este 2020 y el volante trasandino apareció en el CDA junto al presidente de Azul Azul, José Luis Navarrete, para posar frente a las cámaras.

 Cuando el reloj marcaba justo las 14:54 horas, Montillo cumplió su sueño y el de muchos, poniéndose la camiseta de la U en su mediático regreso a los azules. Minutos después se fue a la sala de prensa.“El día arrancó hermoso, el recibimiento de la gente fue muy efusivo, han pasado 10 años de que me fui y no sabía que el cariño estaría intacto. Es una felicidad enorme estar acá y ponerme a disposición del club para ayudar a mis compañeros lo antes posible. Es un sueño que se hace realidad”, dijo Montillo.

Agregó que “desde que me fui de acá mi carrera fue en ascenso, por eso siempre quise volver, la U fue donde exploté mis habilidades y no lo olvido. Vuelvo para ayudar al club que me hizo crecer como futbolista. Muchas veces quedó en la puerta, no me gusta generar polémica, pero por problemas contractuales no se hizo posible. Desde que estuve en China sonó mi nombre en la U, pero la cláusula de recesión era muy alta, era muy difícil”.

Respecto a las diferencias con Carlos Heller por sus fallidos regresos anteriores, la Ardilla manifestó que “nunca tuvimos problemas, sólo hablamos cuando estuve en China. Me gustaría haber llegado antes, pero no se pudo. Estuve retirado, una mala decisión en mi carrera, y el club podía pensar en lo que necesita. Después el fútbol me dio una chance más en Tigre y pude demostrar que estaba vigente para poder volver a la U”.

Siguió complementando: “no me quiero pelear con nadie en la U, hay que estar todos juntos en este momento difícil. El año pasado fue complicado y si empezamos con cositas iremos por el camino equivocado. Yo vengo a aportar. Me sentaré a hablar con Carlos, porque nunca hubo un gran problema”.

/Eduardo Méndez Garin