Con la soga al cuello se ve la Universidad de Chile, necesitada del triunfo y con un lío futbolístico que tiene su entrenador, que no repite formación y además no encuentra la formula para ganar.

Como el romántico viajero marcha en la última posición de la tabla, no hay tiempo para la espera y urge dramáticamente la suma de los tres puntos. Este equipo ha sufrido 21 goles en contra y llega a los 13 goles convertidos, una diferencia que a ratos pasa la cuenta.

Para cambiar esto Alfredo Arias ya vislumbra un posible once dentro de la cancha, con modificaciones importantes con respecto a lo que se venia mostrando.

Según el reporteo de Cooperativa, en el arco entraría Fernando De Paul, en un esquema de 4-4-2 que ademas conformarían Matías Rodríguez, Diego Carrasco, Lucas Aveldaño y Jean Beasejour en defensa; Camilo Moya, Rafael Caroca, Gonzalo Espinoza y Nicolás Oroz en el medio, para dejar en ataque a Sebastián Ubilla y Leandro Benegas.

Los azules necesitan encontrar regularidad para salir del fondo de la tabla. Sin duda es lo que más preocupados tiene a sus hinchas y todas las semanas cada partido se ve como una gran final.

Por: Felipe Álvarez Oñat