Más de 10.000 UF (cerca de 275 millones de pesos) recibirían los herederos de los 43 senadores en caso de defunción tras la adjudicación de Mapfre S.A. de sus seguros de vida para el período 2018-2020.

Así fue revelado ayer, acotando que esta licitación contempla tres tramos distintos, distinguiendo también a los conductores de los legisladores de la Cámara Alta.

Bajo los criterios acordados, hay 3 tipos de póliza, estando los senadores, el secretario y el prosecretario en la que contempla los montos más altos.

En tanto, los conductores de los legisladores estarán asegurados con 1.500 UF (41 millones), correspondientes al 15% de lo que recibirían los herederos de los senadores.

Finalmente, para las 362 personas que componen el resto del personal del Senado se contrató un seguro de 200 UF ($5 millones), lo que representa el 2% del seguro de los senadores.

Y para continuar con las polémicas aumentarán en $500 mil pesos los gastos operacionales para diputados, este ítem tiene como objetivo poder solventar los gastos de los parlamentarios vinculados a sus funciones, como el arriendo de oficinas, traslados, difusión y telefonía.

El Consejo de Asignaciones Parlamentarias señala que el objetivo de este dinero es solventar los gastos en los que incurren los diputados, asociados a su función parlamentaria, como es el financiamiento de oficinas, traslados, difusión y telefonía.

A la vez, desde la Cámara indicaron al citado medio que estos recursos provienen de ahorros efectuados por la administración, sin ser dineros nuevos. En concreto, provienen del saldo inicial de caja que se produjo luego de un plan de austeridad que la inició previo a la aprobación de la reforma electoral que subió de 120 a 155 la cantidad de Diputados.

 

/carolina braun