El Instituto Butantan, responsable por la producción de la vacuna Coronavac en Brasil, anunció este lunes que tiene previsto vacunar a partir de la próxima semana a toda la población adulta del municipio de Serrana, en un estudio que fue calificado de “inédito en el mundo”.

La inmunización en masa comenzará el próximo 17 de febrero en Serrana, una localidad de 45.000 habitantes situada en el interior del estado de San Pablo, según explicó este lunes el director del Butantan, Dimas Covas.

En total serán vacunadas 30.000 personas mayores de 18 años a quienes será inoculado el antígeno Coronavac, desarrollado por el laboratorio chino Sinovac en asociación con el Butantan, uno de los principales centros de investigación médica de Brasil.

La vacunación en San Pablo (REUTERS/Amanda Perobelli)La vacunación en San Pablo (REUTERS/Amanda Perobelli)

El estudio, bautizado como “Proyecto S”, tiene como objetivo descifrar “el efecto de la vacunación en masa durante el curso de la epidemia”, según explicó Covas durante una rueda de prensa.

“Todos los países quieren saber lo que va a suceder con la epidemia a medida que tengamos un gran número de personas vacunadas. El estudio va a responder a eso muy rápido, no vamos a esperar al año que viene para tener esa respuesta”, señaló.

Los resultados del estudio deben de estar disponibles tres meses después del comienzo de la inmunización en el municipio, el cual fue elegido debido a que cuenta con una población pequeña, una tasa de infección elevada y un centro de investigación vinculado al estado de San Pablo.

El director del Butantan recalcó que se trata “del primer estudio de esa naturaleza que va a ser realizado en el mundo”.

“Pretende evaluar la transmisión de la infección, la reducción del uso del (sistema) de salud, la posible inmunidad de rebaño y otros efectos indirectos de la vacunación”, precisó Covas.

Y agregó: “Estamos en uno de los momentos más críticos de la pandemia, con posibilidad de nuevos virus circulando, por eso el proyecto llega en el momento correcto”.

El estado de San Pablo, el más rico y poblado de Brasil con sus 46 millones de habitantes, concentra el mayor número de casos (1,8 millones) y muertes (54.663) por coronavirus del país, uno de los epicentros mundiales de la pandemia y que vive una segunda ola de la enfermedad.

Brasil, con una población de unos 212 millones de habitantes, es el segundo país del mundo con el mayor número de decesos vinculados al COVID-19, después de Estados Unidos, y el tercero con más infectados, tras EEUU e India.

(Con información de EFE)

/Gap