El presidente de Metro Louis de Grange habló por primera vez tras el fallido atentado en su contra, al recibir en su hogar un paquete con una bomba.

El hecho provocó alarma y es por eso que el ejecutivo fue consultado sobre la seguridad del tren subterráneo. “Metro permanentemente tiene los más altos protocolos de exigencia en materias de seguridad. Y esto es algo histórico, desde siempre trabaja de manera coordinada con las autoridades, con la PDI, con la policía. Por lo tanto, sobre la base de un hecho puntual, no se cambian las medidas. Es un trabajo permanente y muy profesional que hacen los equipos de Metro, por lo tanto los pasajeros de Metro pueden tener toda la tranquilidad de que el viaje va a ser seguro, va a ser eficiente, va a ser confiable”, precisó.

De Grange dio aviso a Carabineros ante la sospechosa encomienda, la que, según fuentes del caso, sería similar a la que recibió en enero de 2017 en su domicilio el entonces presidente de Codelco, Óscar Landerretche, en la comuna de La Reina.

“Yo tengo plena confianza en el trabajo de autoridades de Gobierno y de las policías. Yo creo que estamos en buenas manos. Esperamos que la investigación de estos hechos llegue a buenas manos. Hemos recibido apoyo de las autoridades. Estamos tranquilos. Y tenemos la convicción de que vamos a seguir nuestras vidas con normalidad”, sentenció.

/psg