Resultado de imagen para contacto extraterrestre

Por medio de un artículo publicado en la revista “The Conversation”, el investigador Cathal D. O’Connell de la Universidad de Melbourne (Australia), ha asegurado recientemente que, gracias a los descubrimientos científicos de las últimas décadas, cada vez se torna más factible la posibilidad de encontrar seres vivos fuera de la Tierra.

“La vida extraterrestre, ese tropiezo familiar de ciencia ficción, esa fantasía, se ha convertido en una cuestión de discusión seria, un factor de riesgo, un escenario real”, afirmó el mencionado investigador

En su publicación O’Connell destaca que los astrónomos han catalogado miles de planetas que orbitan la zona habitable de sus estrellas, es decir, que están lo suficientemente lejos de su sol para mantener una temperatura adecuada para que exista agua líquida en su superficie. Dentro de ese largo listado, el investigador destaca que hay un planeta parecido al nuestro orbitando una estrella cercana al sistema solar.

Foto: periodismo--alternativo.com

“Incluso hay un mundo potencialmente similar a la Tierra que orbita a nuestra estrella vecina más cercana, Próxima Centauri (…) A solo cuatro años luz, ese sistema podría estar lo suficientemente cerca para que lo podamos alcanzar mediante el uso de la tecnología actual. Con el proyecto BreakthroughStarshot lanzado por Stephen Hawking en 2016 los planes para esto ya están en marcha”, comentó el científico haciendo alusión al proyecto que pretende enviar diminutas sondas espaciales a Próxima Centauri usando rayos láseres (ver nota acá).

Además de lo anterior, O’Connell destaca el hecho que ya en la Tierra existen organismos que pueden vivir en condiciones bastantes difíciles para los humanos. Por ejemplo, señala que se puede encontrar vida en un lago de ácido sulfúrico como dentro de barriles de desechos nucleares, en agua sobrecalentada a 122 grados Celsius y tierras estériles de la Antártida. En este sentido, dice que en Marte se presentan condiciones para albergar vida y que la presencia de metano en la atmósfera marciana es una prueba de la presencia de vida en ese lugar.

“Hoy en día, Marte todavía tiene agua líquida bajo tierra”, argumenta el investigador de la Universidad de Melbourne. “Un gas fuertemente asociado con la vida en la Tierra, el metano, ya se ha encontrado en la atmósfera marciana, y en niveles que misteriosamente suben y bajan con las estaciones. Los insectos marcianos podrían aparecer tan pronto como sea posible cuando el rover de ExoMars Rosalind Franklin los busque con un ejercicio de dos metros”, concluyó el experto.

/psg