A cuatro meses de que el juez Alejandro Madrid dictara la sentencia de primera instancia en la investigación por la muerte del Presidente Eduardo Frei Montalva, falleció el miércoles el principal imputado del caso: el médico cirujano Patricio Silva Garín (90). Entre los seis condenados por homicidio simple, el doctor que operó al Mandatario por segunda vez -luego de su agravamiento tras un primer procedimiento- fue quien tuvo la máxima pena de 10 años, por su responsabilidad como único autor del delito de homicidio, según la sentencia del ministro.

En esos días, una de las principales voces críticas que surgió fue la del periodista Ascanio Cavallo. El autor de la “Historia oculta del régimen militar” y la “Historia oculta de la transición”, escribió una columna en La Tercera titulada “Frei”, donde desglosó -y desarmó- minuciosamente las conclusiones de los más de 16 años de investigación.

Así, quien fuera director de la revista Hoy -emblema de la oposición al régimen militar- señaló que no se pudo “‘acreditar con certeza’ que hubiese una autoridad superior tras el crimen. En consecuencia, por ahora, nadie ordenó ese crimen”. En la semana del fallecimiento de Silva, Cavallo volvió a plantear su opinión en T13 radio y, en conversación con El Líbero, subraya que al médico se le acusó de “cosas laterales, como haber sido médico militar” y que el fallo le parece “mal fundado”.

-Usted ha señalado que, en la sentencia, el crimen se comete “prácticamente dentro de la DC”. ¿Le han comentado algo sobre su opinión, desde la familia Frei o del entorno de Patricio Silva, quien falleció esta semana?

-A lo que escribí hubo algunas reacciones de parte del partido democratacristiano y de algunos parlamentarios. A mí el fallo me parece sumamente insuficiente desde el punto de vista de las pruebas que aporta para sostener las acusaciones. Creo que son acusaciones fundadas en meras suposiciones. No se ha demostrado que exista un crimen ni se ha demostrado lo más importante en un crimen que es el arma, cómo se cometió y en definitiva quién lo cometió. El juez ha hecho acusaciones a las personas que están en los alrededores. El doctor Patricio Silva fue el que hizo la segunda operación, no la primera, por lo tanto, es difícil sostener que él inició la cadena, más bien fue un continuador. Y de lo que se le acusa son de cosas laterales como haber sido médico militar, haber sido el encargado del hospital del Estadio Nacional, de algunas clínicas del Ejército. O sea, la acusación consiste en haber pertenecido al Ejército y a mí eso me parece que es muy ineficiente.

Un fallo así pretende pasar a la historia por haber inculpado gente al margen de que no han tenido todavía la apelación. El doctor Silva se murió con una condena a la que no alcanzó a conocer el resultado de su apelación”.

-Entonces, ¿considera que no se van a encontrar las verdaderas razones de la muerte de Frei Montalva?

-El juez cree haber establecido que hay un crimen y no lo demuestra, eso es muy importante. No demuestra que hay una intervención certera y que haya producido la muerte de Frei Montalva. Eso no lo demuestra. Lo que sabíamos hasta ahora es que Frei murió producto de una septicemia después de una sucesión de operaciones que fallaron en reparar lo mal que había quedado la primera operación. Eso es lo que sabíamos hasta ahora. Después ha cambiado esa versión. Insisto, me parece extraordinariamente mal fundada, fuera que es un fallo impresionantemente mal escrito.

No se ha demostrado que exista un crimen ni se ha demostrado lo más importante en un crimen, que es el arma, cómo se cometió y en definitiva quién lo cometió. El juez ha hecho acusaciones a las personas que están en los alrededores”.

-¿Con el fallecimiento del médico Patricio Silva se puede retrasar la sentencia final? Los distintos involucrados dijeron que apelarían la sentencia del juez Madrid.

-No, ese es el problema. El problema es que el juez se tomó 16 años para producir un fallo que no tiene pruebas y el supuesto crimen se cometió hace 40 años. Entonces, los participantes o los cercanos se están muriendo. Está habiendo el cambio biológico natural. Efectivamente, un fallo así pretende pasar a la historia por haber inculpado gente al margen de que no han tenido todavía la apelación. El doctor Silva se murió con una condena a la que no alcanzó a conocer el resultado de su apelación.

-¿Se podría generar una presión política en torno al caso?

-Eso lo ignoro. Lo que sí es que parte de la Democracia Cristiana está convencida de que eso es así (homicidio de Frei), pero pasan a ser creencias personales y en cuanto a las creencias no puedo discutir.

-Con el fallecimiento del médico Silva, ¿cree que Carmen Frei, quien ha sido una de las principales voces que lidera el proceso, podría considerar que es el fin de una etapa?

-No creo, ya se ha dicho de todo. Las personas que lo creen lo creen, las personas que no lo creen, no lo creen, en fin. Yo soy periodista y me limito a mirar los hechos y los hechos que conozco no demuestran nada.

La acusación (contra Silva) consiste en haber pertenecido al Ejército y a mí eso me parece que es muy ineficiente”.

-Incluso usted ha apuntado que el caso se trata de una disputa entre médicos…

-Ese es el origen del caso y, el origen del caso es que el doctor (Augusto) Larraín hace una operación que resulta mal y como efecto de eso hay que hacer una segunda operación. Ahora algunos médicos han dicho que esa segunda operación era innecesaria, pero quien debía resolver eso era el médico de la familia. Lo resolvió de esa manera conforme a su conocimiento, el doctor (Alejandro) Goic, que dijo que había que hacer una segunda operación. Por lo tanto, en mi opinión, la segunda operación está fuera de toda sospecha, pero aquí se ha querido crear una sospecha sobre la necesidad de esa segunda operación. Dicho con los conocimientos médicos de hoy día, a lo mejor se llega a la conclusión que no era necesaria, pero con los de hoy, hay que ponerse en los de entonces.

-Como autor de la “Historia oculta del régimen militar” y de la “Historia oculta de la transición”, ¿Carmen Frei no se ha acercado a usted tras conocerse el fallo?

-No, tengo el mayor respeto por ellos y tampoco diría nada, en ningún caso.

/Entrevista de Javiera Barrueto para El Líbero