Tras la peor ola de incendios sufrida por Chile en toda su historia, LATAM Airlines, la aerolínea brasileña Azul, Aviación Sin Fronteras y la Fundación Airbus coordinaron un vuelo especial a Santiago para hacer llegar ayuda humanitaria a las víctimas de este desastre.

En una primera etapa, los aliados aprovecharon el vuelo de entrega del último A320 de Azul, proveniente de Toulouse (Francia) y con destino al aeropuerto internacional Tancredo Neves/Confins (Brasil). Luego, un vuelo comercial de LATAM con destino a Santiago fue utilizado para entregar la mercancía a la organización sin fines de lucro, Desafío Levantemos Chile.

El cargamento de ayuda humanitaria consiste en equipo médico y de apoyo, sillas de ruedas, suero intravenoso, además de ropa para mujer y niños, juguetes y material escolar.

/gap