El 26 de diciembre, volvía por primera vez el número de pacientes en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) a pasar la barrera de los 700, marcando justamente esa cifra. Esa magnitud no se registraba desde la última semana de noviembre, mes en que los pacientes críticos habían ido bajando paulatinamente: demoró 42 días que el indicador se moviera desde los 800 hasta salir de los 700.

El escenario hoy vuelve a preocupar, debido a que diez días después de volver a superar la barrera de los 700, este martes el número de pacientes en UCI llegó a 801, una cifra que no se alcanzaba desde el pasado 10 de octubre. La progresión subió cuatro veces más rápido de lo que demoró en bajar.

La cifra representa un 27,13% del total de pacientes hospitalizados, que llegan a 2.952 este martes, 52 más que en la jornada anterior. De ellos, 819 están en camas básicas, 863 en camas medias y 469 en camas de Unidades de Tratamientos Intensivos (UTI), además de los 801 que están en UCI.

Se registran, en total, 624 pacientes conectados a ventilación mecánica y 73 en estado crítico. La situación es más crítica en la Región Metropolitana, donde hay 334 pacientes en UCI, seguida de la del Biobío, con 121 y la de Valparaíso, con 73. La única región que no presenta pacientes en UCI desde hace cuatro días es la de Atacama.

/psg