Nuevamente el poder legislativo demuestra su desconexión total con la ciudadanía, hasta que haya una nueva elección y salgan a la calle, con su cara más sonriente, a desmitificar el hecho que son considerados en las encuestas, con la menor aprobación por parte de las personas comunes y corrientes que deben trabajar con esfuerzo y sueldos miserables para llevar el sustento a su familia.

Claramente, queda demostrado que el abismo que existe entre esa elite tan especial y la mayoría de las personas, se ha incrementado por las actitudes tan poco afortunadas y que realmente el nivel de políticos en nuestro país ha caído estrepitosamente. Lamentablemente a los jóvenes políticos, les falta esa sabiduría, tal vez por el ímpetu propio de la juventud, pero a veces mal entendida y que va perjudicando a quienes ya pintan canas y necesitan urgente una solución para mejorar las paupérrimas pensiones.

El tema previsional, es algo muy sensible para todos, especialmente para quienes sólo quieren tener una ayuda del estado, que les permitan vivir medianamente bien y poder solventar esa vejez tan dura, esa vejez tan llena de dificultades, y tener una pensión mínima para los últimos años de vida y no ser carga para la familia.

Existe mucho desconocimiento en el tema previsional, las encuestan así lo avalan, de 10 personas, sólo 2 conocen las modalidades de pensión, y ello significa que muchas veces toman decisiones sin los conocimientos adecuados y ello perjudicará su futura pensión. También se señala que muchas personas pudieren acceder a adelantar su pensión, reuniendo ciertos requisitos, eso se traduce en una pensión anticipada y sin la ayuda de un experto previsional, no acceden a ello.

Por lo mismo, un Asesor Previsional, es la persona adecuada, para asesorarlo en vida activa y posteriormente al momento de pensionarse. Este desconocimiento en el tema previsional, repercute en las bajas pensiones, porque es una de las decisiones más complejas que no solo le beneficiará a quien se pensiona, sino también a su grupo familiar. Así como todos los gobiernos necesitan asesores en distintas materias de país, cada empresa debe hacer un estudio de mercado para incrementar un negocio, cada persona requiere de un experto previsional que le permitirá tener, con todos los conocimientos que se requiere, una mejor pensión.

Las marchas ya fueron asimiladas por la ciudadanía, hoy se requiere consensos políticos y un verdadero análisis previsional, no querer estudiar el proyecto de pensiones enviado por el ejecutivo, es de una mezquindad realmente alarmante de la clase política, porque negarse a conversar no es propio de una democracia ni menos de una juventud que también llegará a la vejez y necesitará que los futuros congresistas estén a la altura de las circunstancias.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com