La Comisión de Educación de la Cámara de Diputados rechazó por 7 votos a 6, la idea de legislar el proyecto Admisión Justa, el que busca modificar el Sistema de Admisión Escolar (SAE) de los establecimientos públicos que fue impuesto durante la administración de Michelle Bachelet.

Pese a la intensa campaña realizada por el Ministerio de Educación, la que incluyó correos electrónicos a los apoderados, los parlamentarios de la oposición reafirmaron su voto en contra a la iniciativa.

La presidenta de la instancia parlamentaria, Camila Rojas (FA), expresó que “los estudiantes no pueden ser valorados solo por desempeño, porque la mayoría de las veces eso está relacionado con el comportamiento de sus apoderados. Con Admisión Justa se está diciendo que hay niños que no merecen una tan buena educación, por la familia en la que nacieron”.

Esta decisión fue cuestionada por la ministra Marcelo Cubillos, quien señaló que es “un portazo a las familias de clase media, a la inclusión y al derecho a elegir”.

“Evidentemente se está produciendo mucho descontento y cuando vemos que aquellos jóvenes postulan a partir de séptimo básico o a primero medio, amparados en su esfuerzo, en lo que ha sido todo su rendimiento en básica, también en el mérito y el empeño que le han puesto, para soñar con llegar a ese liceo y se prefiere un desempate al azar, más que considerar de alguna manera ese esfuerzo, nos parece que está haciéndose un daño a la clase media

/gap