En Universidad de Chile los días no son de los mejores, y la posibilidad de traer nuevos jugadores en el receso tiene que ser una prioridad, si quieren salir del mal momento por el que pasa no solo el plantel de jugadores en lo futbolístico, también la institución se ve aproblemada.

En las últimas horas han sonado nombres como Matías Gil o Pablo Barrientos para reforzar la zona del mediocampo azul.

También ha surgido el rumor de querer contar con el actual volante de Tigre, Walter Damián Montillo, con exitoso pasado en el romántico viajero, no descartó su llegada, pero si fue duro con la dirigencia en la forma a la que se refirieron por él cuando fueron a buscarlo.

El actual plantel de la U, tiene a Sergio Vittor, Matías Rodriguez, Lucas Aveldaño y Nicolás Oroz, que junto al panameño Torres, completan la lista de foráneos en el club.

Precisamente el “pana” que llegó a principios de año proveniente de Huachipato, tendría posibilidades de salir, debido al bajo rendimiento y el alto precio por el que la U se hizo con sus servicios. Prácticamente 1 millon de dolares, apenas por el 50% del pase, que tiene extensión de contrato hasta 2022.

La opción que manejan en la directiva de la U es insertarlo en el mercado de la MLS o el fútbol azteca y una vez allá, el equipo que lo reciba pueda pagar la totalidad del sueldo al jugador. Eso al menos desde Chile se ve bastante complicado, y en gran parte, la responsabilidad de la negociación recae en Universidad de Chile, que tuvo un mal asesoramiento, como en tantas ocasiones en materia de incorporaciones y salidas del equipo.

/FAO