El Fiscal del Ministerio Público de Rancagua, Sergio Moya, habría alertado a Carabineros del polémico allanamiento de la PDI en medio de las indagatorias por el bochornoso caso Huracán.

Se trató de una allanamiento efectuado el 26 de enero de 2018, hecho que causó tensión en la ciudad de Temuco, luego de que personal de la institución dispusiera de un camión lanza aguas, un carro lanza gases y un bus con personal de Fuerzas Especiales de Carabineros en las afueras de las dependencias de la Dipolcar en la capital de La Araucanía durante el operativo.

El allanamiento fue efectuado luego de que quedara al descubierto el montaje respecto del software Antorcha, desarrollada por Alex Smith.

El hecho fue dado a conocer en el Juzgado de Garantía de Temuco, por el capitán en retiro de Carabineros, Leonardo Osses, tras prestar una extensa declaración.

Luego de tomar conocimiento del hecho, el magistrado Luis Olivares ordenó al Ministerio Público recopilar todos los antecedentes para conocer si se constituye delito.

Cabe señalar que fue el mismo Olivares quien firmó la orden de allanamiento efectuada en enero de 2018.

Asimismo el magistrado calificó como grave que un fiscal de la República alertara de un procedimiento policial.

/psg