La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) será sometida a un juicio oral único junto a sus hijos, Máximo y Florencia, por dos causas en su contra de ella y su familia relacionados con lavado de dinero en la industria hotelera.

Con la resolución, los casos conocidos como Hotesur y Los Sauces serán unificados y serán investigado por el Tribunal Oral Federal número 5.

La primera causa está a cargo del juez Julián Ercolini e indaga una presunta red de corrupción liderada por Néstor y Cristina Kirchner, donde algunos empresarios cercanos a la familia recibían ciertos beneficios a cambios de concretar autorizaciones para obras públicas, y luego el dinero era recibido a través de millonarios cobros en el uso de habitaciones de la cadena de hoteles de la familia en Calafate conocida como Hotesur.

La senadora está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita y lavado de activos; mientras que Máximo, es sindicado como coautor de los delitos de lavados de activos y de asociación ilícita agravada, en calidad de organizador y Florencia deberá responder como participante en estos delitos.

De acuerdo a la investigación del Ministerio Público, la familia habría logrado blanquear al menos 80 millones de pesos argentinos.

Por otro lado, Los Sauces, era el mismo sistema pero se afectaba a través del cobro de arriendos de viviendas.

/psg