El ministro de Justicia, Hernán Larraín, se refirió esta tarde a la decisión del Gobierno de retirar la candidatura de la jueza Dobra Lusic para integrar la Corte Suprema, la que se tomó horas de que el Senado se pronunciara sobre su nombramiento.

El ministro explicó que ella solicitó que se declinara su postulación por la “campaña” que se ha realizado en la prensa en su contra y por la reciente negativa que manifestaron los senadores de oposición. Ante esto el Presidente aceptó retirar su nombre.

Larraín aseguró que antes de iniciar el proceso de nominación le pidió a la oposición conocer a los “interlocutores” en esta materia y dijo haber conversado con los representantes de todos los comités de centroizquierda.

“No había unanimidad, pero sí respaldo mayoritario” a la jueza, sostuvo el titular de justicia, quien cuestionó que ahora los senadores opositores hayan desconocido esa situación.

Según dijo desde la centroizquierda el único nombre que se mencionó para el cargo fue el de Lusic y el Presidente Piñera consideró su trayectoria de 20 años en la presidencia de la corte de Apelaciones de Santiago y el hecho que fuera mujer “algo que es muy importante para nuestro Gobierno”.

La figura de la abogada había provocado recelos debido a publicaciones de distintos medios de comunicación respecto a sus fallos y redes.

Pese que en la lógica de las nominaciones Lusic era considerada cercana a la oposición, sectores de la ex Nueva Mayoría habían manifestado estos reparos. También en la UDI y Evópoli expresaron incomodidad por su posible nombramiento.

/psg