La justicia de California, Estados unidos ordenó a Bayer pagar US$2.000 millones a una pareja que dijo que su herbicida Roundup les provocó cáncer.

Bayer niega las acusaciones e insiste en que Roundup es seguro de usar.

Este lunes un jurado de Oakland, California, determinó que Bayer era responsable de que Alva y Alberta Pilliod, una pareja que bordea los 70 años contrajeran un linfoma no hodgkiniano. 

«El jurado vio con sus propios ojos documentos internos de la compañía que, desde el primer día, mostraban que Monsanto no tenía ningún interés en descubrir si Roundup era (un producto) seguro», señaló el abogado de los Pilliod, Brent Wisner.

El jurado otorgó US$1.000 millones a cada uno por daños punitivos y un total de US$55 millones en daños compensatorios.

En un comunicado, la empresa alemana Bayer dijo que apelará el veredicto, que en opinión de la empresa «no impacta los procesos y casos futuros, ya que cada uno de ellos tiene sus propias circunstancias legales y de hechos». La empresa además destacó que ninguno de los veredictos en California ha sido considerado por un tribunal de apelaciones y que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) considera al pesticida seguro.

La empresa es acusada de negligencia en los informes periciales por no comunicar a los usuarios que el compuesto químico suponía una amenaza para la salud.

Antiguas demandas contra Bayer

La empresa alemana ya había tenido que pagar anteriormente otras dos multas por el mismo producto. Además Bayer ahora enfrenta más de 13.400 demandas en todo el mundo por el presunto riesgo de cáncer asociado al uso de Roundup.

En marzo, un jurado en San Francisco ordenó el pago de una indemnización de US$80 millones a un hombre californiano tras descubrir que Roundup le había provocado cáncer.

En agosto, otro hombre en Califronia recibió US$289 millones por el mismo motivo.

/gap