El director general de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinoza, desmintió los rumores de que hayan tenido la orden de no usar armas en el operativo realizado la jornada del jueves en la comunidad mapuche de Temucuicui, donde murió un detective,

Espinoza afirmó que los 850 detectives que participaron iban equipos con armamento y cada uno tenía al menos 30 tiros para disparar, además de fuerzas de asalto, que utilizaban armamento como subametralladoras.

“Es absolutamente falso, lo descarto categóricamente. Fueron 850 detectives que participaron en este operativo, cada uno con su arma de servicio, cada funcionario tenía 30 tiros, si usted lo multiplica son 25.500 tiros letales”, explicó.

El detective aseguró que enfrentaban a una organización criminal que tenía armamento para enfrentar a la PDI, incluyendo tiradores en los cerros.

“Hay tiradores que disparaban solamente al cuello (…) son tiradores que tienen experticia”, declaró.

Bajó el mismo punto, llamó a que el mundo político condene la violencia y “que no justifique lo que esté ocurriendo”. “Vamos a sacar de circulación a estos criminales”, advirtió.

También se declaró sorprendido por la respuesta que tuvo el grupo que buscaban atrapar, indicando que tienen “más de 30 vehículos con impacto ahora” y que los funcionarios de la PDI están afectados por “no haber podido defender al compañero”.

“Llevo 42 años en la policía, en distintas partes, he conversado con muchas personas, y a nosotros nunca nos había ocurrido algo así, vamos a hacer un estudio acucioso (…) No puede ser que haya un lugar vedado en Chile para la policía”, señaló.

Finalmente advirtió que los detectives del operativo portaban cámaras personales, que pondrán a disposición de la justicia y que el funcionario fallecido será ascendido de forma póstuma como homenaje.

“Entregaremos toda la información a la ciudanía sepa con quienes nos enfrentamos nosotros”, cerró.

/psg