El último capítulo de Podemos Hablar nuevamente tuvo relatos de vida muy sensibles. El estelar de conversación de CHV animado por Julián Elfenbein contó con la presencia de Sonia Fried, Wilma González, Kathy Orellana, Luka Tudor, Felipe Kast y Pato Laguna.

La “Tía” Sonia dijo que su ex esposo, Manuel Massú, le fue infiel en diversas ocasiones. Y Wilma compartió dos experiencias durísimas. La española radicada en Chile habló del bullying que sufrió cuando su padre se contagió el VIH y murió tras las consecuencias del Sida, y reveló que fue violada a los 14 años:

Wilma González: “En rigor, sí. Abusada, muchas veces. Lo que pasa es un poco lo que dice la Kathy, el tema de la culpa. Yo, hace poquitos años, muy pocos, reconocía algo que le había callado a mi familia todo este tiempo, porque me echaba la culpa, porque fue un episodio a los 14 años.

“Salí con unas amigas y unos amigos y ese día bebimos. Claramente a los 14 empiezas a beber alcohol. Me acuerdo que estábamos tomando shots de whisky. Bebí y bebí. No me gustaba, pero era para que me aceptaran, porque toda la vida me hicieron bullying y eran los primeros amigos que tenía. Y justo me hice amiga de una niña que era bien rebelde y le copiaba para ser popular.

“Final del cuento, yo salía con un chico que era más grande, tenía 19. Para mi madre, absolutamente prohibido. Y un día, me acuerdo, mi amiga Esperanza, mi ex amiga, también salía con otro chico que tenía 18, 19. Yo siempre había sido intachable en mi comportamiento. Mi familia decía que era la niña buena que no rompía un plato y así fue mucho tiempo.

“Cuando caí en todo este exceso, este chico finalmente tuvo relaciones conmigo, pero yo no me acuerdo de nada. La realidad es que me desperté en un hospital con una policía mujer acariciándome la cabeza. Me había dado un coma etílico, con la ropa rota, llena de golpes y con el útero desgarrado”

Julián Elfenbein: “Este chico te violó”

González: “Claro, sí. Pasa que mi mamá, cuando enfrenta esto, era tanta la culpa que sentía de que yo era la que había bebido alcohol. Además, encontraron sustancia que yo, por mis propios medios, no las tomé. Pastillas para dormir. No las mezclé. No sé si alguien las metió en el vaso. Yo sé que tomé whisky ese día, nada más”

Elfenbein: “Perdiste la conciencia”

González: “Alguien me metió a la bebida, no sé bien. Solo recuerdo… No es tanto trauma, porque hay tanta laguna de esa noche. He ido a terapia, incluso acá en Chile. He estado dos años con una terapeuta, que tampoco es tan bueno hacer una retrospección, o sicoanálisis, porque mi cerebro lo bloqueó. Además, yo estaba inconsciente, por el estado en que estaba. Quizás es mejor así. Entonces, no recuerdo el dolor, el forcejeo, lo que puede sentir una persona en una violación, porque además era virgen en ese minuto.

“Y a mi mamá le dije que había sido una relación sexual porque yo quería, y como era virgen, tenía este desgarro. Y mi mamá dijo ‘eres una cualquiera’. La reprimenda fue fatal. Mi mamá se arrepiente mucho de eso. Pero en ese minuto me dijeron de todo. Fue súper dura ella conmigo. Entonces, todo esto me lo comí.

“Mi amiga me dejó botada. Me dejaron en una cuneta. Vivíamos en un pueblo de 14 mil habitantes, muy chiquitito, y me dejaron en una cuneta y fue un vecino que me vio y me llevó a una posta, un ambulatorio, que no es como una clínica y es más chiquitito. Y claro, después me mandaron en una ambulancia.

“Tenía golpes en todo el cuerpo. No sé qué pasó. Lo único que me acuerdo es que era desagradable. ‘Pedro, no… Pedro, no’. Que era algo como asqueroso, que no quería, pero no recuerdo más allá” –MIRE AQUI EL VIDEO. MINUTO 46-.

/gap