Colombia estaba conmocionada este sábado por una avalancha en el municipio de Mocoa, en el sur del país, donde habitantes y autoridades daban cuenta de una situación “dramática” tras la crecida de varios ríos en los últimos días.

“Me acaban de reportar que son 112 las personas fallecidas, no sabemos cuántas van a ser, seguimos buscando”, dijo el presidente Juan Manuel Santos a periodistas a su llegada a Mocoa, capital del selvático departamento de Putumayo, en la Amazonía colombiana.

Juan Manuel Santos en el lugar de la tragedia (AFP)

Juan Manuel Santos en el lugar de la tragedia (AFP)

Según el director general de Socorro de la Cruz Roja Colombiana (CRC), César Urueña, hay 188 personas heridas, 22 de ellas con trauma cráneo-encefálico severo, y alrededor de 200 desaparecidos.

“Las cifras (de muertos y heridos) están subiendo enormemente y a una velocidad impresionante”

“Las cifras (de muertos y heridos) están subiendo enormemente y a una velocidad impresionante”, afirmó a AFP Urueña, quien sostuvo que la tragedia es de “gran dimensión”.

El desastre se produjo luego de varias horas de intensas lluvias desde la noche del viernes, que provocaron el desbordamiento de ríos y quebradas que se salieron de cause destruyendo decenas de viviendas, puentes y arrastrando vehículos a su paso, dijo el alcalde de Mocoa, José Antonio Castro.

En un primer momento, Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, había hablado de una “situación es bastante crítica”, con “personas fallecidas, entre estos varios menores y unos adultos que están en proceso de identificación”.

Militares asisten a pobladores por los estragos ocasionados por la avalancha (EFE)

Militares asisten a pobladores por los estragos ocasionados por la avalancha (EFE)

Mocoa, con unos 100.000 habitantes, es la capital del selvático departamento del Putumayo, una región petrolera y agrícola fronteriza con Ecuador y Perú. “Nosotros a las 11 de la noche nos damos cuenta que el río sonaba intensamente, muchos estruendos, entonces me levanto con mi esposa y mi papá y salimos en un vehículo de la familia”, relató William Ramírez.

Vídeos de teléfonos celulares mostraron decenas de pobladores buscando sobrevivientes en medio de casas destruidas, de gigantescas rocas y de los escombros que arrastró la avalancha.

“Es una franja bastante grande, gran parte de esa población numerosa prácticamente se la llevó la avalancha, (…) fueron advertidos con tiempo y lograron salir personas, pero las casas fueron borradas prácticamente en 17 barrios”, dijo el alcalde de Mocoa.

Colombia enfrenta una fuerte temporada de lluvias que han ocasionado emergencias en diferente regiones del país de 49 millones de habitantes.

/gap