Un niño de 12 años tuvo que ser intervenido de urgencia en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, luego que un perro de raza Akita lo atacara en brazos y cabeza mientras paseaba junto a su padre en Quilpué.

 El teniente de carabineros, Gonzalo Gutierrez, indicó que el padre del menor manifestó que tenía fotos del perro entrando a un domicilio, por lo que “carabineros se entrevistó con el dueño de casa quién reconoció el hecho, exhibiendo las vacunas del animal por lo que se procedió a la detención de este hombre”.

En el ataque se produjo en avenida Subercaseaux, donde el menor quedó con lesiones graves.

El padre junto a otros transeúntes tuvo que socorrer al menor y quitárselo al animal, que lo dejó con graves mordidas en su cabeza y brazos. Luego se llamó al Samu de la comuna para que el niño fuera atendido en sus heridas, luego derivado al Hospital de Quilpué y posteriormente trasladado hasta el Hospital base viñamarino, donde el niño se encuentra fuera de riesgo vital, pero en observación.

En tanto el dueño del can fue puesto en libertad, a la espera de la citación por parte del Tribunal de Garantía de Quilpué.

/gap