Meghan Markle espera que el trato que ella y el príncipe Harry hicieron con Netflix le otorgue un anhelado Oscar, afirmó una persona cercana a la duques de Sussex en declaraciones a la prensa británica. La semana pasada la pareja confirmó que selló un acuerdo de USD 150 millones para producir contenido para el servicio de streaming.

El millonario acuerdo comercial llegó nueve meses después de que el matrimonio comunicara su renuncia como miembros de alto rango de la familia real británica. Ambos llevaron a cabo su salida en marzo y actualmente viven en una mansión que compraron por USD 14 millones en Santa Bárbara, en California. Así, los duques logran afianzarse en Hollywood y, al mismo tiempo, consiguen la anhelada independencia financiera de la corona.

La ex estrella de “Suits”, de 39 años, dejó atrás su carrera como actriz cuando se casó con un miembro de la familia real británica, pero ahora Meghan espera finalmente obtener una estatuilla de la Academia de Hollywood que siempre quiso, dijo una fuente a Daily Mail.

“Un Oscar es todo lo que Meg siempre ha querido. Solía practicar su discurso de aceptación en el espejo con un cepillo para el cabello cuando tenía siete años”, dijo un viejo amigo de Markle al medio.“También practicaba su firma para los autógrafos”.

“Su sueño absoluto era lograr el EGOT, el gran slam del mundo del espectáculo”, agregó.

El término EGOT agrupa los cuatro premios más importantes de la industria del entretenimiento en Estados Unidos: Emmy, Grammy, Oscar y Tony.

Según la citada publicación, Meghan y Harry están siguiendo los pasos del poderoso matrimonio formado por Barack y Michelle Obama, quienes también firmaron un acuerdo con Netflix que les valió un Oscar este año por el documental “American Factory”.

Meghan Markle y el príncipe Harry consiguen trabajo en Hollywood

El matrimonio real confirmó la semana pasada que desarrollará, a través de una nueva productora que fundaron, “documentales, docu-series, largometrajes, y programas infantiles” exclusivos para la popular plataforma de streaming, que tiene 193 millones de suscriptores en todo el mundo, según consignó el diario The New York Times.

Ahora están listos para embarcarse en sus nuevas carreras en Hollywood. “Nuestro enfoque estará en la creación de contenido que informe pero que también dé esperanza”, dijo la pareja al periódico en un comunicado. “Como nuevos padres, también es importante para nosotros crear programación familiar inspiradora”.

“Nos complace trabajar con el equipo de Netflix, cuyo alcance sin precedentes nos ayudará a compartir contenido impactante que nos obligue a entrar en acción”, agregaron.

Esta colaboración será vigente durante varios años.

“Estamos increíblemente orgullosos de que hayan elegido Netflix como su hogar creativo y estamos emocionados de contar historias con ellos que pueden ayudar a desarrollar la resiliencia y aumentar la comprensión de las audiencias en todas partes”, afirmó Ted Sarandos, director de contenido y codirector ejecutivo de Netflix.

El primer trabajo de Markle en el mundo del espectáculo después de Megxit -como se conoció popularmente a la salida de la pareja de la familia real- fue como narradora de la serie documental “Elephants” de Disney Plus, que se estrenó en el mes de abril.

La oriunda de Los Ángeles consiguió la oportunidad gracias a la conversación que había mantenido el príncipe Harry con el presidente de Disney, Bob Iger, en el estreno en Londres de la remake de ” El Rey León” el año pasado.

/psg