El ministro de Economía, José Ramón Valente, anunció que el gobierno pondrá urgencia al proyecto de ley que reforma el Instituto Nacional de Estadísticas, y que solicitarán una consultoría de la OCDE para que se evalúe “cuál debe ser la institucionalidad que debe tener nuestro sistema estadístico para que sea lo más similar a los países desarrollados”.

Junto con esto, el secretario de Estado adelantó también que se formará un consejo asesor para el INE para que haga de “contraparte” de la OCDE y para asesorar al director del organismo mientras se tramita el proyecto de ley, como parte de las medidas que buscan sacar a la institución de los problemas que se han evidenciado en las últimas semanas a raíz de los indicios de manipulación detectados en el cálculo del IPC.

Tras indagar los años 2016, 2017, 2018 y 2019, se constató que la presunta alteración se limita a agosto, septiembre y noviembre de del año pasado. No se encontró evidencia para cuestionar resultados y ejercicios en otros meses.

Por este caso el jefe del departamento de precios fue suspendido, y ya hay funcionarios citados a declarar, pero que una vez que se obtengan los informes y se evalúe si hay delito, se podrá identificar quienes son imputados y testigos.

El IPC anual (2,6%) no sufrió modificaciones por estas fallas y aún no hay hipótesis sobre cuál es el origen o motivo de las fallas detectadas.

/psg