En el Ministerio de Salud (Minsal) siempre supieron que el verano iba a ser un desafío para el esfuerzo del gobierno por controlar la pandemia del Covid-19. A medida que pasó enero, los efectos se fueron viendo de inmediato. Los contagios comenzaron a subir y eso mismo se vio reflejado en la ocupación de las camas UCI a lo largo del país.

Las alertas estaban encendidas hace varias semanas, pero el viernes ocurrió un nuevo hito en lo que va de este año que volvió a dejar en evidencia el fuerte crecimiento que han tenido los contagios a fines de febrero e inicios de marzo. El viernes el Minsal informó la cifra de nuevos contagios diarios más alta desde el 21 de junio del año pasado. La cifra, que superó los cinco mil casos nuevos, se ha mantenido así durante el sábado y también en el reporte entregado hoy por el Minsal.

El escenario nacional y de la Región Metropolitana reactivó la posibilidad de que todo Santiago pueda retroceder a cuarentena, tal como se hizo en los momentos más complejos del año pasado. Sin embargo, el gobierno descarta ese escenario. Tal como se viene haciendo hace meses, la decisión la tomará la mesa Covid-19 de La Moneda que lidera el Presidente Sebastián Piñera y en la cual participa el ministro de Salud, Enrique Paris, junto a otros secretarios de Estado y, en caso de ser necesario, será por comunas y analizando las cifras epidemiológicas locales.

“Todos los lunes y jueves se revisa en la mesa Covid-19 los distintos indicadores que son los que hacen que las comunas puedan ingresar a cuarentena, salir de ellas o cambiar de paso. La Región Metropolitana es la segunda región con menor incidencia de todo el país, por lo tanto no existe ninguna razón que pudiese justificar que toda la región pasara a cuarentena”, asegura el ministro vocero de gobierno, Jaime Bellolio.

El titular de la Segegob insistió en el punto: “Sin embargo es posible que, al revisar los datos de mañana, algunas de las comunas dentro de la Región Metropolitana efectivamente puedan tener algún cambio, pero dada la incidencia de la Región Metropolitana no hay ninguna justificación como para que toda la Región Metropolitana pasara a cuarentena”.

En esa misma línea, Bellolio añadió que “otra cosa distinta es que nosotros en general hemos sido siempre más estrictos con la Región Metropolitana precisamente por el volumen de población que tiene, pero cada uno de los pasos, ya sea retroceder a cuarentena o retroceder a Fase 2 o avanzar, se toman estrictamente por los datos de incidencia y otros factores que han sido explicados muchas veces”.

Al analizar el número reproductivo de la pandemia, que se llama R efectivo (Re) y que indica cómo va la velocidad de los contagios, se puede apreciar que desde el 24 de febrero que dicho indicador a nivel nacional ha aumentado sostenidamente por sobre la barrera del valor 1. Para entender esta cifra, hay que considerar que si el Re es mayor 1, el virus se está propagando rápidamente y si es menor, implica que de seguir en descenso dejaría de transmitirse. El ver este dato solo en la Región Metropolitana, la cifra llega a 1,22 y con tendencia al alza.

Al ver las cifras de ocupación de camas UCI a nivel nacional, de acuerdo a la última cifra de iCovid, la saturación de la red está en 94%, en un nivel de color rojo.

El ministro Paris estos días ha evitado dar señales de que se puedan tomar medidas más drásticas. Sea cual sea el escenario, desde Salud comentan que estas decisiones se toman junto a Piñera los lunes, que por el momento prefieren no especular y que con las cifras del lunes en la mano se tomarán las decisiones correspondientes según los indicadores epidemiológicos.

/psg