Agustín Huneeus, empresario chileno acusado de pagar sobornos en el sistema de administración universitaria en Estados Unidos, se declaró culpable y arriesga una pena de hasta 15 meses de presidio.

Según consignó La Tercera, Huneeus reconoció haber pagado 300 mil dólares (200 millones de pesos) para asegurar un cupo en la universidad para su hija Agustina, tras haber contactado a William Singer, principal acusado en el caso.

El empresario vitivinícola le pagó a una persona que ayudó a su hija a dar la prueba SAT, que “corrigió sus respuestas después de que ella lo completó”, con el fin de que ingresara a la Universidad de Carolina del Sur.

En su inscripción, simuló que era una estrella de waterpolo y sobornó a la directora atlética del recinto, Donna Heinel, y al entrenador del equipo de waterpolo, Jovan Vavic.

La sentencia contra Huneeus será dada a conocer el 4 de octubre y se recomendará que sea de 15 meses de prisión, un año de libertad vigilada y una multa de 55 mil dólares (38 millones de pesos).

De no haberse declarado culpable, el empresario arriesgaba hasta 20 años en prisión, una multa de US$250.000 y 3 años de libertad vigilada.

Huneeus es uno de los 50 acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por este caso que involucra a varias prestigiosas universidades, como Georgetown, Yale o Stanford.

/carolina braun