“Uno va al cine y le revisan el bolso por si lleva comida”, fue la intervención de Alessandri que causó extrañeza en las redes sociales y que llegó a oídos de las cadenas que administran los principales cines del país, que no tardaron en responder.

Cineplanet, Cinemark y Cine Hoyts, por medio de sus cuentas oficiales de Twitter, dejaron claro que la revisión de las pertenencias de los asistentes a sus salas no es una práctica que ellos realicen. “No revisamos mochilas”, fue la respuesta enérgica con la que echaron por tierra el parangón que trató de establecer el edil de Santiago.

 

El registro de las mochilas antes de ingresar al establecimiento educacional es una de las “10 medidas urgentes para devolver el Instituto Nacional a sus alumnos”, y es tal vez la más polémica de la lista, y más allá de la errónea comparación, Alessandri ahondó sobre esa acción, esgrimiendo que “queremos que al alumnado, cuando vaya ingresando, aleatoriamente y en forma voluntaria, se le revise su mochila. Al que no quiera, vamos a grabar la imagen, que va a quedar como antecedente por si, eventualmente, ese joven es procesado por la ley de Aula Segura”.

/carolina braun