Ante la consulta de “El Líbero”, Enrique Paris, presidente del Colegio Médico, señaló que “esperamos que los profesionales de la salud que ejerzan trabajos clínicos, es decir, atienden pacientes, no sean parte del Censo, y que sí puedan participar aquellos que cumplen labores administrativas”.

El dirigente gremial agregó que si en forma voluntaria hay profesionales que quieren participar en el Censo, “deben tomar en consideración que si cumple labores clínicas o de atención a pacientes tendrán una compensación de un día y medio, que va a producir trastornos en la atención de aquellos pacientes que esperan hora por especialista y cirugía”.

Además, los funcionarios que participen del censo deberán considerar las horas que ocuparán en la capacitación previa, lo que también les impedirá cumplir con sus funciones normales.

La presidenta metropolitana de los médicos, Izkia Siches, admitió en su cuenta de Twitter que la “participación de funcionarios de salud se pudo coordinar mejor”, y espera que se cumpla lo planteado por el Ministerio de Economía, respecto de que sólo los médicos que realicen labores administrativas y trabajen 44 horas semanales sean censistas.

Ex ministro Mañalich: “La ciudadanía, desde el punto de vista de salud, no puede tener una nueva postergación”

Jaime Mañalich visita transplantada Paulina PachecoEl ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, critica la decisión de obligar a los funcionarios públicos, y en especial a los médicos, porque se generará un grave perjuicio a los pacientes.

“La labor fundamental que ellos tienen que hacer es atender a las personas que requieren atenciones de salud, muchos de ellos atrasados, agendadas hace mucho tiempo y la ciudadanía desde el punto de vista de salud no puede tener una nueva postergación”, señala a este diario el doctor Mañalich.

La ex autoridad explica que los censistas no sólo deben trabajar el 19 de abril, sino que deben asistir a capacitaciones durante su jornada laboral, y serán compensados con un día libre, lo que también afectará a los pacientes.

“Los censistas tienen que recibir una capacitación, no sólo presentarse de buena voluntad en la mañana, sino que tienen que saber cómo llenar los registros. Se les está convocando también a horas extras, primero fuera de su trabajo y ahora en su jornada laboral, para entrenarse. Lo concreto es que acá hay un tema muy difícil de prueba para el gobierno. Es esperable que la tensión respecto de este tema aumente en los próximos días, afirmó Mañalich.

A su juicio, los que sí debieran participar en la encuesta son los militantes políticos que trabajan en el gobierno, especialmente en el Minsal, como “agradecimiento al trabajo que le asignaron y a la remuneración que les dieron, deberían inscribirse como agentes voluntarios del Censo”.

/gap