Daniel Valenzuela, locutor radial y animador de televisión, contó que hace algún tiempo se sometió a una cirugía bariátrica que le permitió bajar 20 kilos.

Según afirmó, llegó a pesar más de 100 kilos, por lo que decidió cambiar radicalmente su modo de vida. Las razones fueron sus hijas, que le demandan “harta actividad” y su salud.

Pero no fue fácil, pues primero tuvo que lidiar con un hipotiroidismo que le habían detectado y luego bajar de peso. Todo eso, antes de someterse a la cirugía.

Según el mismo contó, se trató de “una manga que no está exenta de sacrificio y hay que ser bien consciente, porque no es llegar y hacérselo, hay que hacer varios chequeos y una previa importante, empezar a racionalizar, ser consciente de la comida, de qué se puede y qué no”.

Su mea culpa fue que, antes de la decisión, se “premiaba y castigaba con la comida”. “Si me iba mal, pasaba las penas con la comida. Tuve cambiar todo eso. Mentalizarme distinto (…) ¡Imagínate, yo era piscolero!”, dijo.

/carolina braun