Debido a las malas condiciones de ventilación y las bajas temperaturas, la Intendencia decidió decretar, para este jueves 23 de mayo, la primera Alerta Ambiental del año en la región Metropolitana.

De acuerdo a lo informado por las autoridades, entre las medidas a raíz de este episodio se encuentra la prohibición de los calefactores de uso residencial a leña y otros derivados de la madera, excepto calefactores a pellet, en toda la región Metropolitana.

“Las condiciones de ventilación serán adversas hasta el sábado, gracias al ingreso de una masa de aire cálido desde el ecuador pronosticada por la DMC, que potencia la inversión térmica, lo cual sumado a las bajas temperaturas nos indican implementar una alerta preventiva para mañana jueves”, explicó la autoridad a través de un comunicado.

En tanto, se mantiene la restricción a los vehículos con sello verde inscritos antes del 1 de septiembre del 2011 y cuyas patentes terminen en los dígitos 0 y 1, tal como estaba previsto, además de la prohibición de realizar quemas agrícolas.

Para las motocicletas se encuentra restringida su circulación para cuyas patentes terminen en 0 y 1 sólo en caso que hayan sido inscritas con anterioridad al 1 de septiembre de 2010.

Asimismo, continúa la prohibición permanente de circular a los vehículos sin sello verde por el interior del anillo Américo Vespucio. Estos mismos vehículos, cuyas patentes terminen en 0,1,2 y 3 tampoco pueden circular en la provincia de Santiago, ni tampoco por las comunas de San Bernardo y Puente Alto.

El Ministerio de Educación sugiere que en los días de Alerta Ambiental, las clases de Educación Física no se suspendan, si no que se modifique la intensidad de sus actividades, abordando aquellos objetivos de aprendizaje y contenidos más específicos que no requieran un mayor consumo de oxígeno, idealmente realizándolas bajo techo.

/carolina braun