Si en los primeros meses del año 2020 la pandemia estaba recién gestándose, lo cierto es hoy el coronavirus y sus consecuencias son una realidad. Una que probablemente será materia de análisis por muchos años más.

Durante todo el tiempo, millones de personas del área de la salud y la ciencia han hecho esfuerzos inconmensurables para aminorar en algo los contagios, las muertes y los efectos en la población.

Una labor encomiable que también tiene un “Lado B”, ya que, así como está la ciencia formal y sus estudios y conclusiones, también a lo largo de este tiempo hubo una serie de versiones, teorías y comentarios respecto al origen del coronavirus y sus posibles soluciones.

teorias

Por ejemplo, la BBC dio cuenta de que a nivel global las teorías conspirativas más llamativas hablaban de que el coronavirus fue la creación de un laboratorio para así generar dinero con el comercio de vacunas. También, que es un arma biológica creada para disminuir la población mundial.

Otra de las historias citadas fue la de que supuestamente el covid-19 fue diseminado por los gobiernos de China y Estados Unidos y que además tenía la particularidad de que se difundía a través de las redes 5G.

Esta última teoría hizo noticia en Bolivia, donde la población incluso llegó a quemar antenas de la red 5G por creer que a través de estas se expandía el coronavirus. Insólito.

5G

Una encuesta realizada por YouGov-Cambridge Globalism Project junto con The Guardian reveló que cerca del 40% de los encuestados en México, Sudáfrica, Grecia y Polonia creía que el número de muertos por el coronavirus era muy inferior al que difundían las autoridades oficiales.

Dentro de la categoría “teorías inverosímiles” entra una entrevista realizada en Chile, por el canal TVN, donde una entrevistada al borde del mar señaló que no corría peligro de contagiarse de covid porque el agua salada no permitía aquello.

Asimismo, en las redes sociales rondan extrañas soluciones para vencer al coronavirus. Por ejemplo, existe la teoría de que se puede vencer al covid tomando cucharadas diarias de bicarbonato con limón.

Otra “fórmula” que usuarios aseguran es efectiva frente a la pandemia es el licor fuerte, como el whisky o el vodka.

Teorías insólitas que pese a que ya ha transcurrido más de un año de que la pandemia se instaló a nivel global siguen dando de qué hablar y sumando adeptos de diferentes latitudes. Obviamente, sin sustento alguno en materia científica.

/psg