Desde que comenzó su segundo periodo en La Moneda, el Presidente Sebastián Piñera y su gabinete han sido blanco de críticas a raíz de un cúmulo de acusaciones por nepotismo. Entre los hitos más relevantes en esta área se cuentan el fallido nombramiento de Pablo Piñera como embajador en Argentina, el cargo al que accedió Andrés Chadwick Costa en La Moneda y la última controversia generada a raíz de la presencia de dos hijos del Mandatario durante su gira por Asia.

Pese a todo esto, aún existen vínculos familiares que se entremezclan en la gestión del Ejecutivo y el desembolso de recursos públicos. Así lo demuestra una reciente contratación por parte del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género: Solar & Nielsen, la agencia de la nuera del ministro Andrés Chadwick fue “invitada” a prestar sus servicios de asesoría comunicacional a la cartera liderada por Isabel Plá.

Entre enero y mayo de 2019 el ministerio cerró dos tratos directos con la sociedad, cuyas dueñas son las periodistas María Teresa Nielsen y Josefa Solar Larraín. Esta última, casada desde 2013 con Andrés Chadwick Costa, hijo menor del ministro del Interior.

La empresa fue contratada por tres meses, a partir del 21 de enero de 2019, para diseñar una estrategia comunicacional para las redes sociales del ministerio. La contratación se repitió con las mismas características el pasado 8 de mayo. El costo de los servicios supera los $11,2 millones en total.

Los decretos que justificaron las contrataciones indican que la empresa fue “invitada” a prestar sus servicios, sin una licitación de por medio, porque el monto del contrato no superaba las 1.000 UTM (unos $48 millones) y se trataba de “servicios especializados”, que hacían indispensable contratar a esta empresa y no a otra.