En otoño el frío se asoma, pero es en invierno cuando no queremos ni salir de nuestras casas, en específico de la cama. Esta es la temporada perfecta para aprovechar ese tiempo acurrucándote con tu pareja.

Y es que, al parecer el invierno es la excusa perfecta para que aumente las relaciones sexuales y te compenetres más con tu pareja.

De acuerdo al portal Harmonia.la existen 7 razones por las que el sexo es mejor durante el invierno y a continuación te las contamos:

1. En el invierno el sexo se te antoja más

Aunque el clima se encargue de poner el peor de los escenarios, o sea el menos inspirador, los días más cortos, el cielo panza de burro, entre otras cosas, según la evidencia científica, las personas se nos antoja más el sexo en invierno. Los expertos afirman que esto se debe a que el clima puede hacer que deseemos buscar calor en otra persona mediante el contacto emocional y la cercanía física. Y debido al frío es cuando menos queremos salir de casa, las personas se suelen aislar socialmente que los hace sentir más fríos físicamente.  El tener pareja sexual en invierno agrega una sensación de pertenencia, unión y, obviamente, de ese calor que tanto se quiere.

2. La piel se vuelve algo erótico

Según una investigación hecha en 2008, los hombres sienten más atracción por el cuerpo femenino en invierno. De acuerdo a los especialistas, esto se debe a que las personas están cubiertas por muchas capas de ropa a lo largo de estos meses, los hombres se excitan mucho cuando ven un poco de piel de una mujer, así que el invierno puede ser la oportunidad ideal para iniciar un juego sexual con tu pareja.

Sexo en invierno

3. Puedes tener sexo con medias

Son muchas las parejas que ven como una aberración el tener sexo con medias, un pecualiar, pero interesante estudio realizado a mujeres en 2013 arrojó que el 80% de las ellas tenía un orgasmo de forma rápida mientras son estimuladas por sus compañeros y ellas usaban sus medias. Solo el 50% de las mujeres pudo llegar al clímax cuando no tenía esas prendas puestas.

4. Puedes tomarte tu tiempo

En verano por el sudor a veces no disfrutamos plenamente de las relaciones sexuales, en cambio en invierno el disfrutar estar acurrucados puede ser una excelente opción para una larga sesión de sexo con tu pareja. Una ventaja adicional para aprovechar la posibilidad que tienen las mujeres de tener orgasmos múltiples.

5. Tienes accesorios a la mano para probar cosas nuevas

Puedes usar la chalina como amarrar las manos de tu pareja y empezar un juego de roles, aquí es donde su imaginación puede volar alto, muy alto.